México

Opinión | A Matt Miazga le falta 'mucha altura' para ser el 'nuevo Donovan' del Tri

Es insultante poner a Miazga al nivel, siquiera verbal, de un ‘grande’ y un histórico como el 'Capitán América'.
12 Sep 2018 – 9:48 AM EDT

El Clásico 'grandulón' de la escuela que se mete con el pequeño de la clase. Irónicamente, así podríamos definir la actitud de Matt Miazga contra Diego Laínez el día de ayer durante el –nada- amistoso entre Estados Unidos y México.

Eso sí, cobardemente, el central del Nantes de Francia se arrugó por completo cuando Edson Álvarez, unos cuantos ‘pelos’ más alto que él, le encaró y le dio a entender que se metiera con alguien de su tamaño.

Señores, esto es fútbol y dicho incidente no pasa a ser más que una anécdota. A muchos les molesta, a otros les divierte; en un Clásico muy desmejorado en los últimos años, estas batallas les vienen bien a los siguientes partidos entre Estados Unidos y México.

Como suele pasar, se extrapolarizó la batalla entre Miazga, un central común y corriente, como muchos más que hay en el fútbol, y una perla de apenas 18 años recién cumplidos que está llamado a crear una época en México. El central estadounidense solo le podría ganar en altura a Lainez, porque en fútbol, Miazga es un ‘enano’ a lado del americanista.


Tras la cómica situación que se vivió ayer en Tennessee, se empezó a comparar a Matt Miazga como el 'nuevo' Landon Donovan para México. Podremos reírnos, quejarnos, rasgarnos las vestiduras y crear teorías conspirativas, pero lo que sí es insultante es poner a Miazga al nivel, siquiera verbal, de un ‘grande’ y un histórico como el 'Capitán América'.

¿Por qué? Donovan tuvo algo que pocos tendrán y que era el verdadero origen del odio mexicano hacía él. Era casi imposible ganarle. Sus burlas iban acompañadas de goles, asistencias, triunfos y celebraciones continuas. Era un maestro en la palabra y un crack con la pelota. Con todo respeto, Miazga vivió sus cinco segundos de fama y de ahí no pasará a más. Es, simplemente, un 'Robocop' más del Team USA, un 'Pedro Picapiedra' de la defensa, muy lejos de lo que seguramente será Timothy Weah, Weston McKennie o el ausente Josh Sargent. Ni hablemos de Christian Pulisic.


En lo personal, detalles como el que tuvo Miazga con Lainez y posteriormente con Edson Álvarez lo único que deben generarnos es risa. Y también, un agradecimiento enorme por ver al Clásico entre Estados Unidos y México calentarse nuevamente, que mucha falta le estaba haciendo.

Y para los indignados por el trato a Diego Lainez. Consideren que tiene 18 años recién cumplidos, que su físico mejorará en pocos años, que seguirá haciéndose mejor jugador y que terminará jugando muy pronto en Europa. Y no precisamente en el Nantes. Sí, hay muchos kilómetros de altura entre uno y otro. Celébrenlo.


RELACIONADOS:MéxicoEstados Unidos

Más contenido de tu interés