publicidad
.

Los detalles que hicieron mejorar a México ante Nueva Zelanda

Los detalles que hicieron mejorar a México ante Nueva Zelanda

Hay razones para considerar el partido contra Nueva Zelanda como la mejor exhibición de la Selección Mexicana en el Estadio Azteca en el 2013.

.
.

Hay muchas razones para considerar el partido contra Nueva Zelanda como la mejor exhibición de la Selección Mexicana de Fútbol en el Estadio Azteca en el 2013 y que lo tiene con más de pie dentro de la Copa Mundial de Brasil 2014.

De entrada hay que considerar que México no había hecho tantos goles en un mismo partido, ni mostrado tanta superioridad sobre un rival al que recibía en el lugar que durante la eliminatoria de CONCACAF era garantía de por lo menos un punto para la visita.

Lo anterior se reflejó de inmediato en la tribuna, pues a pesar de que en las eliminatorias los aficionados hacían buenas entradas, conforme avanzaban los minutos y el fútbol no llegaba, se hacían presentes los reclamos de la gente con silbidos e incluso cantando 'olés' en contra del 'Tri'.

publicidad

Pero ese ambiente de reconciliación en el Estadio Azteca fue producto de las buenas cosas que mostró el cuadro de Miguel Herrera en la cancha.

Durante las gestiones de José Manuel de la Torre y Víctor Manuel Vucetich se sufrió para encontrar a los hombres indicados por las bandas, sobre todo por el sector derecho. Si bien Miguel Layún ya era convocado desde antes, le faltaba un socio que lo hiciera volver a su posición natural (la lateral izquierda) y su también compañero en América, Paul Aguilar, llegó para convertirse en la pieza que le faltaba al cuadro mexicano.

Al volver al puesto que más conoce y que lo ha hecho destacar en la Liga MX, Miguel Layún se vio mucho más suelto e insistente por la banda izquierda mandando constantemente centros al área hasta que comenzaron a caer los goles por esa vía.

Teniendo la posibilidad de centrar sobre la marcha al estar en su perfil natural, sus centros fueron más rápidos y notablemente más certeros para que sus compañeros, en este caso Oribe Peralta, llegaran a rematar con ventajas.

La dupla Layún-Peralta se convirtió en una combinación muy efectiva ante las carencias técnicas de la defensiva neozelandesa y con esos servicios sobre la marcha o máximo a dos toques, sorprendieron para que Oribe firmara un doblete con uno de sus mejores goles en casa.

Dentro de las sociedades que siempre serán importantes en un campo de fútbol, la que armaron Peralta y Raúl Jiménez en el ataque mexicano dio muchas satisfacciones pues se entendieron perfectamente y el joven delantero americanista mostró que es un hombre recursos cuando se trata de rematar en  el área contraria.

Carlos Peña fue otro hombre que tuvo una destacada actuación en los encuentros recientes y aunque esta vez no lució tanto que contra Finlandia por lo cerrado del parado de Nueva Zelanda tuvo tiempo de probar fortuna al marco y no se 'arrugó' al momento de pelear un balón en medio campo cuando Nueva Zelanda daba muestras de querer competir atacando.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad