Con la magia del ‘Chucky’, el Tri rescató gran empate en Bélgica

El delantero del PSV Eindhoven tuvo un partido de ensueño al marcar un doblete que le permitió al Tri sacar un valioso empate ante Bélgica.

La esperanza que da el nivel de un extraordinario Hirving Lozano contrasta de fea forma con los problemas y el nerviosismo que presenta la defensa de la selección mexicana. El Tri terminó por rescatar un valioso pero agridulce empate 3-3 ante Bélgica en un duelo en el que pudo obtener algo más.


Fueron dos obras de arte las que el ‘muñeco diabólico’ realizó. Primero con una recepción de ‘crack’ en la que se quitó a un defensa y luego disparo para poner la pelota en el rincón.


Después más magia. Lozano recorrió de la banda izquierda al centro, sacó un gran tiro que le atajó Curtois, pero el balón quedó en el aire y ‘Chucky’ no desaprovechó el ‘bombón’ para prenderlo y ponerlo en el fondo. ¡Golazo!


Contrario a lo que ha sucedido en otras ocasiones cuando México enfrenta a combinados de calibre como el de Bélgica, la desventaja no fue motivo para el derrumbe mental.

Bélgica comenzó siendo mejor y lo reflejó con llegadas. Pasado el cuarto de hora apareció la magia de Hazard, la potencia de Lukaku y el mal nivel de Reyes y Moreno. El jugador del Chelsea hizo gran jugada individual, el delantero del Manchester United disparó y el 10 reapareció para mandar la pelota al fondo.


Bélgica fue aún mejor en ese momento pero entonces apareció ‘Chucky’ Lozano.

El delantero hizo una buena jugada por derecha, metió un centro y ‘Chicharito’ fue derribado en el área. Guardado tomó la pelota, engañó a Curtois y puso el 1-1 en el marcador.


El Tri tomó confianza y así regresó del medio tiempo aunque pronto vino otro golpe cuando la defensa volvió a fallar.

Hazard exhibió a Moreno con un recorte en el área y después de varios rebotes, Lukaku le pegó a la pelota con la rodilla para que entrara ‘llorando’ y pusiera el 2-1 que luego Lozano recompuso.


La problemática para Juan Carlos Osorio es que ya con el triunfo su defensa siguió presentando problemas y eso fue suficiente para que Lukaku anotará el 3-3 en un centro de Mertens en el que anticipó a Ochoa y decretó el marcador final.

RELACIONADOS:FútbolBélgicaMundial Rusia 2018