Season 2016/2017

Los riesgos de Tomás Boy, ¿hasta dónde debe llegar Cruz Azul?

Si Cruz Azul no logra el título en el Apertura 2016, llegará a 19 años sin un campeonato. La obligación para el ‘Jefe’ es total.
5 Jul 2016 – 5:37 PM EDT

Será imposible comprender un nuevo fracaso para Cruz Azul de cara al Apertura 2016, aunque también debemos reconocer que en los últimos años, la Máquina se reinventa a la hora de crear un fiasco distinto.

Hay obligación y mucha para la institución celeste. Cuatro torneos consecutivos sin calificar es un acto no permitido para uno de los equipos ‘grandes’ del fútbol mexicano. Son 19 años los que cumplirá Cruz Azul sin ser campeón en caso de no ganar el título en el torneo que entra.

A Tomás Boy le armaron un gran plantel. Sumado a los buenos futbolistas con los que ya contaba, los nuevos refuerzos aumentan la obligación para que, como mínimo, el ‘Jefe’ meta a la liguilla al equipo; en Cruz Azul es imperativo el campeonato, menos es un fracaso, pero también, con la inversión hecha, es necesario que el equipo gane y también guste.

Boy tendrá a dos buenos futbolistas por posición con lo que sin duda, contará con una de las tres mejores plantillas de México. Pidió un cuadro más rápido, así que la mayor parte de sus refuerzos son jugadores jóvenes que no pasan de los 30 años de edad. Con ello, la Máquina tendrá que ser muy dinámica, algo que siempre le ha gustado al ‘Jefe’ como técnico y que se había perdido con el dominio en el ‘XI’ de futbolistas veteranos.

El torneo anterior, Cruz Azul fue una máquina en ataque, pero una coladera en defensa. Así, la zaga es la que más reforzó el cuadro celeste con las llegadas de los laterales Adrián Aldrete y Jesús García, así como el argentino Julián Velázquez y el chileno Enzo Roco para el centro de la misma. Todos se sumarán a Julio César Domínguez, Omar Mendoza y Francisco Javier Rodríguez, edificando una de las defensas más amplias y completas de toda la Liga MX.

Con ello, no debe haber justificación para que Boy no encuentre ese equilibrio entre defensa y ataque. Adelante, la competencia de Jorge Benítez, a quien Cruz Azul compró definitivamente, será el argentino Jonathan Cristaldo. Cuando el ‘Conejo’ faltó, la Máquina bajó su nivel, así que el ‘Churry’ será otro complemento que genere competencia y marque diferencia en el equipo.

No hay espacio para la espera. Tomás Boy arranca el campeonato con mucha exigencia y con la obligación de sumar los puntos necesarios para no tener mayor preocupación conforme avance el torneo. Cruz Azul no es muy dado a cesar técnicos en el camino, sin embargo, no hay duda que la directiva ejercerá dicha opción en caso que, a medio torneo, la calificación se complique.

Hay mucha esperanza puesta en el ‘Jefe’, un entrenador que al menos, le ha dado una mirada distinta al Cruz Azul, aunque en el tema deportivo, los resultados siguen siendo una gran deuda del entrenador.

Cruz Azul está para ser campeón, como antes, como siempre.

RELACIONADOS:Season 2016/2017Cruz AzulTomás Boy

Más contenido de tu interés