Cruz Azul

El día en el que Ricardo Peláez y Miguel Herrera se ofendieron hasta casi llegar a los golpes

Cuando eran jugadores,el presidente deportivo de Cruz Azul y el técnico de América, Miguel Herrera, sostuvieron un cruce de palabras bastante fuerte.
11 Dic 2018 – 1:20 PM EST

Ricardo Peláez como directivo y Miguel Herrera como técnico cosecharon juntos varios éxitos con el América, hoy la vida los coloca en bandos diferentes buscando consagrarse en el Apertura 2018. La relación entre ambos es cordial y profesional, pero no siempre fue así, en el pasado cuando eran jugadores sostuvieron un intercambio de palabras que pudo haber terminado a los golpes.

De acuerdo con el relato del periodista Adolfo Díaz, del diario mexicano La Afición, el pleito se dio en 1991 cuando Ricardo Peláez como delantero defendía los colores del Necaxa y Miguel Herrera como defensa defendía los colores del Atlante. El ‘Piojo’ en el trascurso del juego, que por cierto ganaron los Potros por 2-1, entró fuerte sobre el ahora presidente deportivo del Cruz Azul y eso generó una serie de declaraciones en los vestidores que dio mucho de qué hablar.

“Peláez es el que inicia la bronca, no sé por qué la Televisión habla de otras cosas, no sé por qué siempre tiene que defender a los equipos de casa. Yo voy saliendo tranquilo y Peláez desde el tiro de esquina, antes de que cayera nuestro gol me estuvo incitando a los golpes. Ahora que terminó el partido me dice que soy un indio y me escupe… si yo soy un indio no creo que él sea ningún inglés”, le dijo Peláez en aquel entonces al periodista.

Peláez evidentemente tenía su punto de vista y esto fue lo que dijo del rose que tuvo con herrera: “Me dio un golpe artero sin pelota. Siempre que juega el Atlante hay problema, no sé qué pase. Acabando el partido me quise tranquilizar, me metí al vestidor ya no supe que pasó, pero creo que sin pelota no se debe pegar, somos profesionales y si hay una entrada fuerte que sea con el balón, pero nunca sin pelota”.

En ese mismo relato, Miguel Herrera le contó el problema a su entonces técnico, Ricardo Antonio Lavolpe. “Va y me escupe, además te pintas el pelo, le digo tú has de ser inglés cabrón por lo que estás haciendo, si yo soy indio donde quedas tú… ya terminando el partido se me acerca y me dice vamos a darnos unos madrazos, ¡Pues órale pinche maricón!”, dijo Herrera en aquel momento en el vestidor.

Hoy la vida los tiene nuevamente muy cerca del campeonato y uno de los dos estará el próximo domingo con una sonrisa increíble, probablemente recordando una anécdota de la juventud que servirá como aderezo para una carrera de éxitos que ambos han sabido llevar.

RELACIONADOS:Cruz AzulAmérica

Más contenido de tu interés