Season 2016/2017

Con la regla del 10/8 como espejo, ¿qué futuro le depara al fútbol mexicano?

El panorama luce cada vez más complicado para futbolistas nacidos en México.
5 Jul 2016 – 6:05 PM EDT


El torneo menos mexicano de la historia. Así será el Apertura 2016, un campeonato donde ya no será anormal ver a 20 extranjeros de los 22 hombres que integran un partido.

La regla 10/8 llegó para frenar la naturalización de futbolistas extranjeros que aumentaba cada seis meses. La idea para este campeonato será agrupar a foráneos con naturalizados y diferenciarlos de los jugadores mexicanos; de los 18 futbolistas que integran una convocatoria, 10 podrán ser futbolistas no nacidos en México y como mínimo, los planteles aztecas estarán obligados a tener ocho jugadores aztecas.

En México, el futbolista nacional tiene cada vez más trabas y más problemas para debutar, ya no hablemos de ser regulares y consolidarse. La inmediatez de los buenos resultados y lo costoso que resulta generar talento azteca, promueve que los equipos busquen a jugadores extranjeros para llenar sus plantillas; es más económico un futbolista que llega de fuera que comprar a un buen jugador mexicano.

Con la abrupta salida del Tri en la pasada Copa América Centenario y los constantes problemas que se tiene para conformar la lista de la selección, la regla 10/8 no hace más que deparar un complicado panorama para los distintos combinados mexicanos.

América es un buen ejemplo de lo que será la Liga MX. El equipo más ganador del país tendrá para este torneo un total de 11 extranjeros, por lo que incluso, se dará el lujo de dejar a un extranjero sin ser convocado para sus partidos, es decir, a partir de este torneo será todavía más complicado para los mexicanos, ya no digamos jugar, sino al menos, integrar una convocatoria para un partido de Liga.

La situación es similar con Cruz Azul, otro de las ‘grandes’ de México que aumentó considerablemente el número de extranjeros para el próximo torneo. Al igual que las Águilas, los celestes tendrán 11 futbolistas foráneos, así que renacer a la que fue hasta hace unos años una de las bases del Tri será muy complicado.

El futuro nos depara menos mexicanos en el terreno de juego, menos oportunidades y menos debuts. Más extranjeros no significa que llegarán mejores jugadores y que el nivel de juego aumente, así que también en cuestión de espectáculo, la regla pone un panorama complicado.

Se dice que la regla 10/8 es el primer paso para generar más oportunidades para jugadores nacionales. Al menos en un inicio, la cantidad de naturalizados bajará, aunque eso no representa una mejora a corto o mediano plazo para quienes aspiran un torneo más mexicano.


RELACIONADOS:Season 2016/2017TigreMonterreyGuadalajaraAtlas

Más contenido de tu interés