null: nullpx
Real Madrid

¿Un tirano? Cuidado, Real Madrid, que Antonio Conte controla disciplina, comida y smartphones

Casi no varía su sistema táctico, prohíbe el pan, refrescos, helados, pastas, le gustan las concentraciones y hasta ‘conmina’ a sus dirigidos a mejorar su aspecto personal.
29 Oct 2018 – 11:08 AM EDT

Antonio Conte será anunciado esta tarde como nuevo técnico del Real Madrid, tiene un palmarés que lo respalda tras haber ganado la Serie A y la Premier League; sin embargo, un punto en el que no siempre ha quedado bien librado es en el trato con sus jugadores debido a una férrea disciplina que lo lleva a tener fricciones en el vestidor.

Dicha fama ya ha provocado la reticencia del capitán merengue, Sergio Ramos: “El respeto se gana, no se impone”. A continuación te mostramos las medidas más recurrentes del ‘método Conte’:


TÁCTICA. A veces ha llegado a variar en sus sistemas tácticos, pero por lo menos en sus últimos trabajos con la Juventus, selección italiana y el Chelsea terminó jugando con un claro 3-5-2, donde los dos hombres de afuera son laterales-volantes que ocupan todo el carril y que pueden terminar como extremos.

¿CONTE-VAR? El italiano es un obsesivo para explicarse a través de los videos, ya sea para detallar alguna idea táctica, así como para encontrar errores o aciertos en recorridos entre líneas, siendo uno de sus puntos fuertes el análisis exhaustivo que hace de cada rival.

¿Y LOS SMARTPHONES? Conte limita el uso de los teléfonos y de cualquier otro aparato tecnológico durante las comidas y períodos de concentración del equipo. Y ojo con que algún jugador llegue tarde a los entrenamientos, comidas o concentraciones porque aplica rajatabla las sanciones internas del club.

DISCIPLINA A REFERENTES. En la Juventus hasta la gran estrella, Gianluigi Buffon, tuvo que acceder a las peticiones del entrenador: “Cree en la disciplina y las reglas. Hay un código muy estricto de conducta en cuanto a cómo deben comportarse los jugadores dentro y fuera del campo, tiene ideas muy claras sobre ello”.

NADA DE CASITA. En Europa se ha popularizado la idea de que, para los juegos de local, los clubes no concentren a sus jugadores desde la noche anterior, sino que duerman en casa y lleguen temprano el día del juego a donde les indique el club. Conte es enemigo de esto y concentra para todos los cotejos a sus pupilos.

DIETA. Esta muy restringido el pan, la fruta después de las comidas y hay un gran control de los carbohidratos en general para que no aparezcan sensaciones de hinchazón. La proporción que le maneja a los jugadores es de 40-30-30 en cuanto a carbohidratos, proteínas y grasa. Por ello hace que todos desayunen y coman en el club.

CHATARRA. Los refrescos, salsas, patatas fritas y helados están prohibidos, al igual que la pizza, un alimento muy socorrido por los futbolistas después de un partido. De hecho, en lo referente a pastas, deja comer a sus jugadores máximo un plato de spaghetti elaborado con harina de kanut.

EMBAJADORES. Sabedor de que el cuerpo técnico y los jugadores son embajadores del club, Conte pide higiene, buena presentación e, incluso, preocupación por su estética, como él mismo lo hiciera luego de tratarse su alopecia.


Memelogía: las redes sociales no perdonan al Real Madrid tras ser goleado por el Barcelona

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Real MadridAntonio Conte

Más contenido de tu interés