publicidad
La vuelta de Ronaldo con los madridistas genera confianza para encarar el clásic ante el campeón Atlético.

Cristiano Ronaldo, la gran amenaza, está de regreso para el 'derby' madrileño

Cristiano Ronaldo, la gran amenaza, está de regreso para el 'derby' madrileño

El Real Madrid encara el séptimo derbi madrileño del 2014 agarrado a la esperanza que transmite el regreso del portugués Cristiano Ronaldo.

La vuelta de Ronaldo con los madridistas genera confianza para encarar e...
La vuelta de Ronaldo con los madridistas genera confianza para encarar el clásic ante el campeón Atlético.

MADRID, España - El Real Madrid encara el séptimo derbi madrileño del 2014 agarrado a la esperanza que transmite el regreso del portugués Cristiano Ronaldo, líder y referente del equipo, y gran amenaza del Atlético de Madrid al que ha marcado 13 goles en 16 partidos, mermado en los dos últimos de la Supercopa de España.

Dejaron un mal sabor de boca del que se quiere desquitar Cristiano Ronaldo. La Supercopa de España la jugó muy mermado y el Real Madrid lo acusó. En el descanso del partido de ida se tuvo que quedar en el banquillo tras notar el riesgo de romperse por los problemas musculares que le surgieron tras la final en la que brilló de la Supercopa de Europa.

En el estadio Vicente Calderón no estaba en condiciones de jugar. Fue suplente y salió al rescate cuando su equipo iba a la deriva. Alejado del tono físico adecuado y con miedos, no pudo dar su aportación habitual al Real Madrid que vio como el vecino le arrebataba el título y la oportunidad de conquistar seis esta temporada. Otra espina que quitarse tras la clavada en la final de la Copa del Rey 2013, que tuvo su 'vendetta' en la consecución de la ansiada Décima Copa de Europa en Lisboa.

publicidad

Allí Cristiano marcó su último gol al Atlético de Madrid. El tanto que cerraba la remontada blanca y dejaba una celebración que hería a jugadores y familia atlética. Es el gran enemigo rojiblanco y el portugués disfruta de ese tipo de situaciones. Su gran amenaza tras marcarle 13 tantos en 16 partidos repartidos de la siguiente manera: siete en Liga, cinco en Copa del Rey y uno en la final de la Liga de Campeones.

La Supercopa de España rebajó la efectividad de Cristiano Ronaldo en los derbis madrileños de máxima rivalidad, pero su balance sigue siendo demoledor con once victorias, dos empates y tres derrotas. Llegó a ella tras una Supercopa de Europa brillante que hizo pensar que sus problemas físicos estaban superados. Era un espejismo. Tan sólo había disputado 15 minutos en amistosos antes de entrar en escena ante el Sevilla y sus problemas reaparecieron.

Por primera vez empujaron a Cristiano a parar y el Real Madrid añoró a su líder en Anoeta, donde sufrió una derrota sonrojante dejándose remontar dos tantos con una actitud que levanta heridas. E incluso renunció a acudir a la llamada de su selección y Portugal protagonizó un sonoro batacazo en el traspié de su primer paso a la Eurocopa 2016 cayendo en casa ante Albania. La importancia de Ronaldo es capital.

Así, a sus 29 años, inicia una lucha contra sí mismo por superar sus propios récords, por calmar su ansiedad de títulos y gloria. vuelve el actual 'Balón de Oro' y 'Bota de Oro' (compartida con Luis Suárez). Regresa recuperado y en un mejor tono físico la gran amenaza del Atlético de Madrid.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad