Portugal rompió racha de empates y ganó su primer juego en la Euro 2016

Los lusos llegaban al juego contra Gales con cinco empates en tiempo regular. Primera victoria, y a la final de la Euro.
6 Jul 2016 – 5:20 PM EDT

Portugal es el famoso ‘Caballo Negro’ de la Eurocopa 2016. Los lusos, de la mano de Cristiano Ronaldo, se instalaron en su segundo final de dicho torneo continental en su historia.

Tras el triunfo de 2-0 contra Gales con tantos de CR7 y Nani, Portugal consiguió ganar su primer partido en lo que va de torneo.

Y es que los lusos calificaron de rebote a la fase de octavos de final tras quedar terceros del sector F gracias a tres empates (1-1 contra Islandia, 0-0 ante Austria y 3-3 frente a Hungría). Portugal avanzaba con dudas, con menos certezas de las esperadas para una selección comandada por el que para muchos es, el mejor jugador del planeta.

El equipo ibérico fue caminando hasta las semifinales con éxito, aunque con el desgaste de definir su calificación en el alargue. Primero, contra Croacia, tras empatar 0-0 en tiempo regular, conquistaron el pase a dos minutos de llegar a los penales gracias a un tanto de Ricardo Quaresma.

Pasados los octavos de final, tuvo que ir a los tiros desde los once pasos frente a Polonia luego de igualar el encuentro regular a una anotación por bando. Así, entre los nervios de los penales, los lusos superaban el escollo de los cuartos de final pero sin saber lo que era ganar un encuentro en 90 minutos.

Contra Gales, el remate de cabeza de Cristiano y el desvío de Nani con tiro previo de Ronaldo, le dejó la posibilidad de vencer en tiempo regular a su rival, oportunidad que le permite llegar descansado a la gran final contra Alemania o Francia y de paso, darle más credibilidad a su calificación.

Portugal ganó su segunda semifinal de cinco disputadas, la primera, en la Euro que organizaron en 2004. Los lusos superan así lo hecho hace 32 años en Francia 1984 cuando cayeron en el juego previo a la gran final ante la escuadra local. Las otras semifinales que Portugal había perdido fueron en las ediciones del 2000 y en la de 2012 jugada en Ucrania y Polonia.

Así, Portugal está en la antesala del mayor logro de su historia, la revancha perfecta para cobrarse aquella tarde triste en Lisboa cuando Grecia los dejó sin la Euro que organizaron. Con Cristiano Ronaldo a la cabeza, los lusos podrían ser campeones de Europa con una sola victoria si es que derrotan a Francia o a Alemania en el alargue de la gran final. El destino quiso que Portugal tuviera ese extraño camino en el torneo continental.


RELACIONADOS:Eurocopa PortugalGalesFranciaAlemania

Más contenido de tu interés