Espanyol

Detuvieron a dos ultras del Espanyol que agredieron a una mujer embarazada por usar nicab

La agresión se produjo el 29 de agosto por la noche cuando la mujer paseaba por el centro de Barcelona junto a su marido y sus dos hijos.
8 Sep 2016 – 9:58 AM EDT

Dos ultras del Espanyol de Barcelona, de la primera división española de fútbol, fueron detenidos por haber agredido a finales de agosto a una mujer embarazada de ocho meses que vestía nicab, informó a la AFP la Policía Municipal.

La agresión se produjo el 29 de agosto por la noche cuando la mujer paseaba por el centro de Barcelona junto a su marido y sus dos hijos y fue increpada por los dos individuos porque llevaba nicab, señala la Policía en un comunicado.


El marido de la mujer reaccionó a las provocaciones y fue agredido por los dos individuos, vinculados al grupo radical de extrema derecha Brigadas Blanquiazules, del Espanyol de Barcelona, que en el 2010 les prohibió la entrada a su estadio.

La mujer trató de interferir entre los agresores y su pareja cuando uno de los ultras le dio una patada sobre el abdomen. Entonces, llegaron agentes de la policía municipal que detuvieron a los agresores, informa el comunicado.

La mujer fue trasladada a un hospital donde se le realizó una exploración ginecológica que descartó lesiones para la madre o el feto, añade.

Los dos ultras están acusados por la fiscalía por un delito de odio, discriminación y delitos de lesiones.

Según Mounir Benjelloun, presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas, este tipo de agresiones ocurren "todos los días en España" aunque no trasciendan públicamente.

Según un informe publicado en abril por la Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia, los actos islamófobos se multiplicaron por diez en un año, pasando de 48 en 2014 a 534 en 2015.

Según los datos del gobierno, las agresiones por motivos religiosos o racistas en ese periodo pasaron de 538 a 575.

Coincidiendo con los atentados de Bruselas el 22 de marzo, militantes de una asociación neonazi de Madrid lanzaron bengalas contra una mezquita de la capital española, y unos días más tarde otra mezquita de un pueblo cercano a Madrid apareció con esvásticas pintadas en la puerta.

En Francia, después de los atentados contra la revista satírica Charlie Hebdo en enero de 2015, un observatorio contra la islamofobia también advirtió sobre el aumento de los ataques contra musulmanes, que se habrían multiplicado por seis en un año.

Entre ellos, agresiones a mujeres embarazadas, una de las cuales perdió a su bebé tras recibir numerosos puñetazos y patadas en el vientre, señaló este observatorio en abril de 2015.


RELACIONADOS:Espanyol

Más contenido de tu interés