Deportivo Cali

¿Intento de asalto o de homicidio? El vehículo de Juan Quintero recibe seis balazos y sale ileso

El padre del jugador del Deportivo Cali consideró que los hinchas del club podrían estar inmiscuidos, aunque la policía ahora investiga el intento de hurto.
12 Nov 2018 – 1:52 PM EST

Juan Sebastián Quintero, defensa del Deportivo Cali, salió ileso después de que su vehículo fuera baleado en seis ocasiones cuando transitaba por el barrio de la Alfaguara, en el municipio de Jamundí en Cali, acompañado de su hermano. Los hechos ocurrieron durante la noche del domingo 11 de noviembre.

El padre del jugador, Diego Quintero, confirmó el incidente para el diario El País de Cali: “Habíamos quedado en cenar y cuando lo estaba esperando, recibí una llamada de un amigo que me informó lo sucedido. Le dispararon al carro en momentos en que Juan estaba con su hermano menor. La policía se puso al tanto de esta situación y después de revisar el carro de Juan, le dijeron que se había salvado de milagro. El fútbol no puede llegar a estos extremos”.

La hipótesis del padre del jugador es que el atentado había sido obra de hinchas del Deportivo Cali ante el malestar por los malos resultados; sin embargo, la policía local descartó esa teoría por el momento y emitió un comunicado en el que el principal móvil de la balacera se centraría en el intento de robo.

“Dos personas que se encontraban en motocicleta le solicitan parar al futbolista, él detiene el vehículo, es allí cuando es sorprendido con un arma de fuego, en lo que el jugador emprende la huida y le disparan en la puerta izquierda del automotor. En el hecho no hubo lesionados, sin embargo la Policía Metropolitana de Santiago de Cali realiza las investigaciones pertinentes para conocer si se trató de un intento de hurto”.

Tras el informe policíaco y así como la condenación de los hechos por parte de los clubes colombianos, así como del propio Deportivo Cali, el jugador dio su versión de los hechos en conferencia de prensa. "Ya estaba llegando al apartamento cuando siento que me tocan el vidrio y ya estaba la persona con el arma dispuesta a dispararme; me dio como dos o tres segundos de reacción y yo aceleré. El disparo pegó en la puerta y mi hermano y yo salimos ilesos, por suerte” .

"Se está investigando cuál fue el suceso y la persona que hizo el atentado. Estas cosas son inexplicables en el fútbol porque es un juego y atentar contra la vida son cosas mayores”, finalizo el defensa.


RELACIONADOS:Deportivo CaliFútbol

Más contenido de tu interés