Cuando Jaime ‘Tubo’ Gómez se sentó a leer en el arco de Chivas y la venganza de Atlas

Uno de los episodios más recordados de la rivalidad entre ambos conjuntos, que acrecentó el odio deportivo histórico, tiene una continuación poco conocida y un final inesperado.
19 Sep 2017 – 12:47 PM EDT

La historia es harto conocida. Es una de las osadías más grandes que se ha dado en el fútbol mexicano. Jaime ‘Tubo’ Gómez, legendario arquero de Chivas en la década de los 50 y 60, se sentó, muy quitado de la pena, a leer una revista recargado en uno de los postes de su arco. Todo mientras Guadalajara apabullaba al Atlas del otro lado.

“Les estábamos dando un baile y ganábamos 4-0 desde el principio. En la tribuna alguien me hizo llegar una revista y me senté en uno de los postes a leer. Fue una burla, claro que le echaba un ojo al juego no lo descuidaba, pero no llegaban. El árbitro ni cuenta se dio”, contaba el propio jugador.

Aquella falta de respeto, con burla incluida, se dio el 24 de abril de 1955 en el Estadio Felipe Martínez Sandoval en la capital de Jalisco. Era un encuentro de Copa de Occidente y el marcador terminó 5-0, pero a los 16 minutos ya ganaba el Rebaño 4-0.

Por supuesto, mientras el público del chiverío aplaudió la travesura, del otro lado a los jugadores y a la afición de los Rojinegros no les cayó nada en gracia.

En el otro extremo del campo, en la defensa del Atlas, Jesús del Muro estaba recibiendo toda la metralla y no vio lo que ocurrió con Gómez, pero se enteró después, igual que todos en el equipo.

“No había tiempo...se enoja uno, de por sí está uno enojado en la cancha y ve eso o se entera de eso y dice no… que manera de hacer burla”, contó Del Muro a TelevisaDeportes.com en el 2008.

Nadie de Atlas reclamó esa tarde pese a la gran rivalidad que ya existía. “Para que hacíamos más bola, nos habían humillado”, recuerdó Del Muro

Gómez, según cuenta el que también fuera defensa del Tri en los Mundiales de Suecia 58, Chile 62 e Inglaterra 66, sentía la rivalidad con Atlas de manera especial.

“Era antirojinegro. Yo lo conocía muy bien. Viajé a la gira de Europa con Guadalajara en el 66 y jugué con ellos cuatro o cinco Pentagonales. Además estuvimos juntos en la selección. Él decía, ‘es que yo soy ardido del Atlas, porque fui con ellos y me corrieron”, comentó del Muro en el mismo texto.

Pero la historia no termina ahí y la segunda parte es tan hilarante y pasional como la primera. El 4 de septiembre del mismo 1955, en el mismo campo y en la misma portería, Atlas tuvo su vendetta.

Chivas perdía 2-1 con una buena exhibición de los de la Academia. Entonces de nuevo todo inició desde la tribuna. Un aficionado, claro Rojinegro, se brincó la malla de seguridad -púas incluidas- y llevaba una revista en la mano. Cuando llegó al arco de Gómez, le dijo “ten para que sigas leyendo”.

Enfurecido, el ‘Tubo se le fue encima a golpes al igual que otros de sus compañeros como el ‘Tigre’ Sepúlveda.

“Le dieron una patiza al tipo”, recordó Del Muro, “‘órale ahora siéntate güey, ahí está la revista sientate’ le dijo el aficionado y no le gustó”. Enseguida la bronca se extendió por todo el campo y la policía, finalmente, debió intervenir.

Años después, el ‘Tigre’ Sepúlveda se encontró con el hombre al que patearon esa tarde loca de Clásico Tapatío y lo contó también a TelevisaDeportes.com.

Resultó ser un tío de Paulo César ‘Tilón’ Chávez -otro exjugador de las Chivas- y platicó un rato con él.

“Trabajaba en la fábrica de Atimajac. Le dije que él se había ganado la golpiza por tarugo, no debió meterse donde no”, recordó y cerró así, de manera inesperada, uno de los episodios más pasionales en la historia de los Clásicos Tapatíos.

RELACIONADOS:FútbolSeason 2017/2018Season 2017/2018GuadalajaraAtlas

Más contenido de tu interés