publicidad
Chile fue el campeón de la Copa América Centenario.

Más dudas que certezas quedan en el fútbol continental tras la Copa América Centenario

Más dudas que certezas quedan en el fútbol continental tras la Copa América Centenario

Chile salió como el gran beneficiado de un torneo que dejó muy tocados a países como Argentina, Brasil México y Paraguay.

Chile fue el campeón de la Copa América Centenario.
Chile fue el campeón de la Copa América Centenario.

Muchas dudas y pocas certezas. Así se puede resumir el panorama del fútbol en América tras la disputa de la Copa América Centenario, donde el país que sale como el más beneficiado es Chile, mientras que las dos grandes potencias del continente, Argentina y Brasil, quedan con graves heridas de cara al futuro, al igual que México.

Nadie sale tan bien parado después del torneo como el equipo austral. El argentino Juan Antonio Pizzi, su entrenador, llegaba con dudas tras un andar irregular en las eliminatorias de la Conmebol y muchos pensaban que el éxito de ‘La Roja’ en la Copa América 2015 se debía a trabajo de su anterior técnico y compatriota Jorge Sampaoli, quien oficializó su salida de la selección chilena el 19 de enero de 2016.

publicidad

Pero bastó solo un torneo para que Pizzi y los jugadores de Chile despejaran las dudas. Chile consiguió el título, su segundo en la historia y de manera consecutiva, y ahora los ‘australes’ miran el futuro con optimismo y con la certeza de saber que con su nuevo entrenador también puede conseguir grandes resultados.

Distinta suerte corrió el rival de Chile en la final, Argentina. Los de Gerardo Martino prácticamente se pasearon en su camino hasta la final, con un Lionel Messi que mostró quizás su mejor versión con la selección de su país, pero la nueva derrota por penales en el partido definitivo terminó generando una crisis que derivó en la renuncia de Messi y otros grandes miembros del plantel como Javier Mascherano y Sergio ‘Kún’ Agüero.

Esa derrota y las posteriores renuncias de los jugadores, especialmente la de Messi, dejan una incógnita gigante sobre el equipo 'albiceleste', uno de los más poderosos del planeta.

Igual o más desolador es el panorama de Brasil. La 'canarinha' quedó eliminada en la primera ronda en un grupo que, a priori, parecía bastante accesible, pues también estaban Perú, Haití y Ecuador. Ese fracaso hizo que Dunga, su seleccionador, dejara su cargo y, peor aún, que el conjunto siga dejando una imagen oscura y llena de dudas, aún más cuando no tengan a un hombre como Neymar en sus filas.

También sale herida la selección de Paraguay. Ramón Díaz, el seleccionador que hace apenas un año parecía estar cambiando la cara del equipo tras llegar a semifinales de la Copa y con un buen inicio en las eliminatorias, también salió en la primera fase del campeonato y el argentino también dejaría su cargo.

Caso parecido es el de Perú, un equipo que venía llegando al menos a semifinales de Copa desde el 2007 y que terminó cayendo en las cuartos de final contra Colombia, lo cual deja en entredicho el puesto del seleccionador argentino Ricardo Gareca más teniendo en cuenta que no están en los primeros puestos en las eliminatorias de la Conmebol.

Aunque no le costó su puesto, el entrenador de México, el colombiano Juan Carlos Osorio, quedó con el agua hasta el cuello luego de la estrepitosa goleada 7-0 ante Chile en los cuartos de final. Su modelo de 'rotaciones' en la nómina inicialista sigue generando desconfianza en la afición del 'Tri' y queda la sensación de que cualquier resbalón en las eliminatorias a Rusia 2018 podría costarle su trabajo.

Colombia y Estados Unidos, selecciones que llegaron a semifinales, salieron con un aprobado tras la Copa América Centenario, pero el juego de sus equipo sigue sigue sin convencer plenamente, más que nada en el conjunto de las 'barras y las estrellas'.

Se esperaba más de Costa Rica y Ecuador, más que nada de los 'Ticos, ya que quedaron eliminados tras sus dos primeros partidos y de poco sirvió una victoria ante el equipo 'muleto' de Colombia. Los ecuatorianos avanzaron pero quedaron fuera ante Estados Unidos, demostrando que la Copa no es un torneo que nunca se le ha podido dar.

publicidad

Los otros países de la Concacaf, Panamá, Haití y Jamaica, se fueron con más pena que gloria y se despidieron con la impresión de todavía no estar a la altura para pelear por algo grande en torneos de esta categoría, especialmente los dos últimos, de lejos los más más flojos del campeonato.

El que sí tuvo motivos para volver a sonreír fue Venezuela. Con la llegada de Rafael Dudamel la 'Vinotinto' parece haber vuelto a recobrar sus mejores días y esperan que el cambio visto en la Copa América lo puedan reflejar en las eliminatorias de Conmebol, donde andan bastante colgados, mientras que Bolivia se va con un balance triste, pues se fueron sin puntos de Estados Unidos y la salida de Julio César Baldivieso, su entrenador, es casi un hecho.

Finalmente, Uruguay también fue decepción por su temprana eliminación, aunque sus buen inicio en las eliminatorias y la ausencia de Luis Suárez, su gran figura que no pudo jugar debido a una lesión, sirven de excusa para dar un buen tiempo de espera y un colchón para esperar a que llegue mejores días.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad