Guadalajara

Carlos Salcedo, un 'Titano' italiano

El jugador de 22 años ha tenido un ascenso veloz y su camino rumbo al Viejo Continente ha sido atípico para un futbolista mexicano.
21 Ago 2016 – 8:39 PM EDT

Carlos Salcedo tiene 22 años y muy pronto jugará fútbol en su tercer país. Le llaman 'El Titán' y debutó en el profesionalismo en el Real Salt Lake de la MLS, su juego se consolidó con Chivas en la Liga MX y a partir de ya busca nuevos horizontes en la Fiorentina de Italia.

Su camino rumbo a Europa ha sido atípico para un futbolista mexicano.

Nacido en Guadalajara, Jalisco, el balompié le viene de familia. Su abuelo Miguel Salcedo jugó en Chivas entre 1945 y 1951, al lado de Javier de la Torre -la leyenda del fútbol del Campeonísimo- , y Carlos siguió el camino natural en esos casos. Formó parte de las fuerzas básicas del Rebaño y también de Tigres de la UAdeNL. Luego pasó al Real Salt Lake.


No fue sino hasta que cruzó la frontera que empezó despuntar verdaderamente.

Buscó “el sueño americano” de una manera diferente, a través del fútbol. Y vaya si lo consiguió. Debutó en el 2013 con el conjunto de la MLS y su crecimiento no dejó de ir hacia arriba.

Probablemente le dicen “El Titán”, por su liderazgo en la defensa central y su buena lectura de juego. La anticipación es tan importante en él como la fuerza y la potencia.

Su juego es exacto y de pujanza. Lo mismo puede con el fútbol de músculo que con el de estrategia.

De inmediato llamó la atención en la defensa central del equipo de Utah, tanto así que la federaciónde fútbol de Estados Unidos quiso naturalizarlo e incluirlo en su equipo que se preparaba para Río 2016.

Pero Raúl Gutiérrez, el técnico del Tri que alistaba la misma categoría para la misma competencia, lo convocó en México y él acudió al llamado.


Fue tan veloz su progreso que en enero del 2015 estaba por dar el salto a Europa, incluso ya había pasado las pruebas físicas con el Brujas pero Chivas se lo robó literalmente de las manos al conjunto belga.

Su plan de vida no incluía volver a México. Dijo varias veces durante su paso por la MLS que su idea era consolidarse y dar luego el salto a Europa de preferencia a Italia, Inglaterra o España.

Su llegada a Guadalajara se dio con polémica incluida y es que el chico había demostrado su americanismo a través de las redes sociales.

En mayo de 2013 escribió en Twitter, “América a la final de la Liga MX vamos América A SER CAMPEONES ERES GRANDE”.

Y también este otro: “#Cansado y de mas siesta segura y de ahí a ver a mis Águilas ganarle a las muertas chicas de Guadalajara”.

Pero entre la polémica fue cuando soltó el dato del pasado de su abuelo en el Guadalajara y aseguró ser un profesional. Solo empezar a jugar y su fútbol hizo olvidar aquella historia.

Desde entonces, su juego ha ido ganando adeptos y se mantuvo firme en el Tri Sub 23 que disputó Río 2016.

Se sabía que tarde o temprano se iría del Rebaño porque por Guadalajara desfilaron visores de Portugal, Francia y Alemania. Ahora se sabe que también de Italia.

Ya había amagado alguna vez con marcharse y antes de los Juegos Olímpicos rompió con su padre -que desde siempre habia manejado su carrera como su representante- y toda relación con su familia. La polémica sigue siendo también parte de él.

Salcedo va cumpliendo su plan de vida futbolístico al dedillo. Con un camino un poco más largo o con atajos, vaya a saber, pero ahora es ya un 'Titano' italiano.

RELACIONADOS:GuadalajaraBundesliga

Más contenido de tu interés