El caso del América de Cali que hizo parte de la lista que involucra a Rafa Márquez con el narcotráfico

El equipo cafetero fue incluido en la lista SDNT, promovida por el expresidente Bill Clinton, en 1996.
9 Ago 2017 – 4:49 PM EDT

En abril de 2013, uno de los clubes de fútbol históricos de Colombia logró dejar atrás su más oscuro pasado.

Después de 17 años, el América de Cali salía oficialmente de la lista negra de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés), conocida como la 'Lista Clinton' que lo involucraba con nexos del narcotráfico. El tan esperado anuncio lo hizo el entonces embajador de EEUU ante Colombia, P. Michael McKinley, en las oficinas del club celebrando con un "todos somos diablos rojos", haciendo alusión a la mascota del equipo.


América de Cali es uno de los equipos con más títulos del fútbol colombiano, con 13 campeonatos de liga y el que más veces ha participado en la historia de la Copa Libertadores, siendo subcampeón en cuatro ocasiones. Sin embargo, el periodo en el que estuvo dentro de la lista de la OFAC opacó su éxito futbolístico y lo sucumbió en una crisis económica y deportiva de la cual se ha ido recuperando poco a poco.

Al igual que con Rafael Márquez, en ese entonces los activos del América fueron congelados, así como la cancelación de cualquier cuenta bancaria en EEUU. De la misma manera, cualquier ciudadano u organización estadounidense tenía prohibido realizar cualquier tipo de transacción económica con el América.


La inclusión del equipo en la lista se produjo debido a que uno de los fundadores y jefes del Cartel de Cali, Miguel Rodríguez Orejuela, fue el accionista mayoritario del América de Cali. Rodríguez Orejuela y su hermano Gilberto fueron extraditados de Colombia a EEUU en 2006 y son los protagonistas de la tercera temporada de la serie de Netflix, Narcos.

A pesar de hacer parte de la lista, el América siguió ganando títulos en los años siguientes consiguiendo el último campeonato hasta la fecha en el segundo semestre de 2008. Al año siguiente, ya con el club hundido en dificultades económicas, el alcalde de la ciudad de Cali, Jorge Iván Ospina, dio el primer paso para sacar al equipo de la lista mediante la democratización del club.


Ya sin patrocinadores ni un peso económico suficiente para mantener una nómina competitva, en 2011 el América tocó fondo en lo deportivo descendiendo por primera vez en su historia a la segunda división. Tuvieron que pasar cinco temporadas en la Primera B para que el América regresara a la primera división, justo tres años después de salir de la lista de la OFAC.

En el momento de salir de esa lista negra, el América de Cali además tenía deudas estimadas en más de siete millones de dólares.

Otros clubes colombianos que también han hecho parte de la misma lista son Envigado FC, donde se forjaron jugadores como James Rodríguez y Fredy Guarín, y Cortuluá donde militaron futbolistas como Faustino Aspirlla y Mario Alberto Yepes.

Publicidad