‘Chucky’ y el PSV no pudieron con el Groningen, se cebó el resultado y el duelo mexicano

Uriel Antuna no tuvo minutos en el encuentro, Hirving Lozano y sus compañeros fueron empatados en la última jugada del partido.
13 Dic 2017 – 2:36 PM EST

Hirving Lozano es inamovible en la oncena del PSV, el mexicano fue titular en el encuentro en el que el PSV empató por marcador de 3-3 con Groningen en duelo de la fecha 16 de la Liga de Holanda, lamentablemente el duelo entre mexicanos no puso realizarse ya que Uriel Antuna no participó en el encuentro.

Como suele suceder, ‘Chucky’ fue importante para el equipo, jalando marcas y con desbordes por los costados, no hizo gol, pero fue derribado en el área provocando un penal para el PSV, estuvo cerca de marcar su gol en la parte complementaria pero la pelota se le negó. Lozano también fue amonestado, un tema que deberá cuidar ya que se está convirtiendo en un ‘cliente frecuente’ de los silbantes.


Apenas a los 7’ minutos se abrió el marcador, un disparo de tres cuartas partes de campo se combinó con un rechace del portero Sergio Padt que fue capitalizado por Marco van Ginkel.

El segundo tanto Bart Ramselaar firmaría una gran jugada tras la asistencia de Steven Bergwjin, quien marcaría el segundo gol del encuentro a los 16’. Groningen reaccionaría, una ejecución magistral de tiro directo por parte de Yoell van Nieff sería el segundo gol de los locales.

Pero cuando reaccionaban los locales aparecieron las diabluras del ‘Chucky’ que ingresó al área por el costado derecho y terminó por ser derribado en el área, el árbitro no dudó en marcar penal en favor del PSV que canjeó Van Ginkel para conseguir su segundo tanto. No todo sería maravilloso para Lozano, se ganaría la cartulina preventiva por reclamar al árbitro. Fue sustituido en los instantes finales del juego.


¿Qué tiene el colombiano Yerry Mina que tanto le interesa a Barcelona de España?

Loading
Cargando galería

Cuando el duelo parecía controlado Groningen volvió a aparecer en el marcador, Lars Veldwijk apretaría el marcador con el cobro de pena máxima que colocaba el 3-2 y seguirían poniendo en problemas a los locales. En la última jugada del encuentro el Groningen encontraría la recompensa por buscar el arco rival, Mike te Wierik pondría el 3-3 que hizo explotar el estadio de la emoción.

El resultado aumenta las críticas al PSV, luego de que la jornada pasada fueron goleados por el odiado rival Ajax y ahora fueron empatados increíblemente por el Groningen, poniendo en riesgo su liderato, el cual aún mantienen con 40 puntos.


RELACIONADOS:FútbolPSV EindhovenFC Groningen
Publicidad