publicidad

Cesc y Kroos, los únicos jugadores que en verdad fueron de oro tras un Mundial Sub 17

Cesc y Kroos, los únicos jugadores que en verdad fueron de oro tras un Mundial Sub 17

Jugadores como Landon Donovan o Anderson nunca lograron despuntar como se esperaba en el fútbol de Europa; otros jamás cumplieron con expectativas.

Toni Kroos

Brillar en un Mundial Sub 17 no siempre se reflejará en una buena carrera como profesional. De hecho, los jugadores más destacados de estos torneos no siempre han tenido un porvenir fructífero.

El Balón de Oro premia al mejor futbolista de cada torneo con límite de edad. En la historia reciente de los Mundiales Sub 17 de la FIFA, solo dos futbolistas han brillado con luz propia en su carrera como profesional.

En los últimos 20 años se han disputado 10 ediciones de este torneo, de los cuales solo el español Cesc Fabregas y el alemán Toni Kroos han logrado traspasar al profesionalismo sel logro que cerraron en el Mundial Sub 17.

Las jóvenes promesas del fútbol para seguir en el Mundial Sub-17

Ambos jugadores han militado en importantes equipos de Europa, han sido campeones de Liga, de la Champions League y monarcas en una Copa del Mundo, uno en Sudáfrica 2010 y el otro en Brasil 2014.

Cesc brilló en el Mundial Sub 17 de 2003 mientras que Kroos lo hizo en la justa de 2007.

En el panorama, se han perdido jugadores como el español Sergio Santamaría, ganador del Balón de Oro en 1997; si bien Landon Donovan es considerado el mejor jugador en la historia de los Estados Unidos, quien obtuviera dicho distintito en 1999 no pudo brillar en el fútbol de Europa. En el caso del francés Florent Sinama Pongolle, Balón de Oro en 2001, jugó para el Atlético de Madrid de España tras un buen paso por la Ligue 1, sin embargo, su carrera se fue en picada a partir de ese instante.

Ellos brillaron en el Mundial Sub 17 y tuvieron una próspera carrera profesional

En 2005, el brasileño Anderson le quitó el Balón de Oro a Giovani dos Santos y al turco Nuri Sahin; en un inició, logró fichar por el Manchester United como una perla a futuro, aunque en el camino el mediocampista ofensivo se acabó perdiendo entre un mar de irregularidad.

Posteriormente, el nigeriano Sani Emmanuel, Balón de Oro Sub 17 en 2009, se diluyó entre un contrato con la Lazio tras el Mundial que disputó, hasta acabar sin actividad futbolística en el año de 2015. Similar caso del mexicano Julio Gómez quien brilló en la copa de 2011 pero que por distintas indisciplinas y bajas de nivel acabó dando tumbas en el Ascenso MX del torneo azteca.

José de Jesús Reyes, el campeón mundial desconocido de Perú 2005 Univision Deportes Network

Actualmente, los dos últimos Balones de Oro Sub 17 de la FIFA son nigerianos: por un lado está Kelechi Ilheanacho, una de las mayores perlas del fútbol mundial, comprado en un inicio por el Manchester City y después vendido al Leicester City de la Premier League; además, Kelechi Nwakali a quien el Arsenal inglés compró y que posteriormente cedió al VVV Venlo de Holanda.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad