Eintracht y la Bundesliga, el punto de inflexión para Carlos Salcedo

Tras una campaña de grandes actuaciones con el Frankfurt, el central mexicano llegó al mundial de Rusia 2018 donde brilló como uno de los mejores.
24 Oct 2018 – 1:39 PM EDT

La llegada de Carlos Salcedo a la Bundesliga representó un punto de inflexión en su carrera, el defensa central mexicano arribó al Eintracht Frankfurt e inmediatamente se consolidó como una de las piezas claves de Las Águilas. Su gran rendimiento le permitió llegar a tope al mundial de Rusia 2018, donde brilló como uno de los mejores jugadores de la selección mexicana.

En julio del 2017 llegó al Eintracht Frankfurt un jugador mexicano de 23 años en calidad de préstamo, se trataba de Carlos Salcedo. Elemento surgido en la cantera del Club Deportivo Guadalajara de su país y quien desde muy joven quiso probar suerte fuera del territorio mexicano.

Sus primeros pasos fuera de casa fueron en la MLS de los Estados Unidos donde se logró el reconocimiento por su gran clase y fortaleza. No por nada fue apodado El Titán, de ahí regresó a México con Chivas para después probar suerte en Italia con la Fiorentina, última parada de Salcedo previo al SGE.

EL TITÁN LLEGÓ PARA QUEDARSE

El Eintracht Frankfurt fue uno de los principales animadores de la campaña 2017/18, el equipo en ese entonces dirigido por Niko Kovac siempre estuvo en la parte alta de la tabla y fue uno de los equipos que mejor desplegó su fútbol en las canchas de la Bundesliga. Uno de los responsables de ese gran paso fue Carlos Salcedo. El central mexicano debutó en la Fecha 3 y desde ese momento se adueñó de un lugar en el cuadro titular de Las Águilas de forma que se convirtió en uno de los hombres importantes del plantel, que con actuaciones sobresalientes destacó como uno de los mejores defensores del campeonato.

Su gran capacidad para jugar diferentes posiciones le ayudó a tener un proceso de adaptación muy rápido. Como central o lateral por derecha siempre se le vio en un nivel superlativo. El defensor azteca vio acción en 20 partidos de la Bundesliga 2017/18 (17 como titular) y disputó un total de 1606 minutos, muy buenos registros para su primera campaña en el fútbol alemán. Pero lo que llamó la atención fue el nivel que fue elevando partido tras partido, la manera de imponerse ante los rivales y ser una garantía en el cuadro bajo del Eintracht fue mejorando con el paso de los encuentros.

Si bien es cierto que llegó a la Bundesliga precedido de una lesión en la clavícula que sufrió en la Copa Confederaciones del 2017 con la selección mexicana, sólo se perdió los dos primeros encuentros de la campaña. Al mostrar sus cualidades rápidamente se acomodó y dejó en claro que buscaba trascender en la historia del SGE tal y como lo habían hecho sus predecesores mexicanos Aarón Galindo y Marco Fabián.

Su gran momento sólo se vio afectado al final de la campaña, cuando de nueva cuenta con México se lesionó la clavícula. El Titán fue intervenido, pero de una manera milagrosa volvió para la fecha 33 y terminó por ser una de las figuras en la obtención de la histórica Copa Alemana ante el Bayern München.

Y precisamente ese logro determinó muchas cosas para el club y para el propio Salcedo, quien junto a su gran amigo y paisano Marco Fabián le dieron una gran alegría a la afición de Las Águilas y a México. Para Carlos fue el colofón perfecto de la mejor temporada de su carrera, su estado físico, su jerarquía y calidad estaban en lo más alto y en el mejor momento posible para afrontar su primer mundial con la selección mexicana.

En Rusia 2018, Salcedo demostró en cada segundo porque fue nombrado como uno de los mejores jugadores latinos de la Bundesliga. En el debut de la selección mexicana ante Alemania mantuvo a raya a viejos conocidos como Thomas Müller o Timo Werner, fue un baluarte en el triunfo histórico del cuadro azteca en el Estadio Luzhniki. Pero no todo quedó en eso, El Titán mostró su clase en cada compromiso mundialista y sin lugar a dudas fue uno de los jugadores más destacados de México en la justa. Su gran momento en el Eintracht le permitió brillar de manera intensa en una Copa del Mundo.

Después de un excelente año y un gran mundial el SGE no dudó en hacer válida la opción de compra que tenía y lo firmó por los próximos cuatro años. Así que habrá Titán para rato en la Bundesliga.

RELACIONADOS:Eintracht FrankfurtCarlos Salcedo
Publicidad