null: nullpx
São Paulo

Le pedían 18 mil dólares al asesino del jugador del Sao Paulo para ayudarle a fugarse de prisión

A Edison Brittes, conocido como ‘Juninho Riqueza’, le llegaban papeles a su celda pidiéndole una suma de dinero para colaborar en su fuga, la de su mujer y su hija.
11 Abr 2019 – 11:14 AM EDT

Edison Brittes, asesino confeso de Daniel Correa (exfutbolista del Sao Paulo), recibió una oferta para que se le ayudara a fugarse de la Casa de Custodia de Sao José dos Pinhais, toda vez que a su celda le hicieron llegar entre 35 y 40 papelitos diarios asegurándole que con 18 mil dólares lo sacaban de la cárcel y que después también ‘rescatarían’ a su mujer e hija, presas por falsedad de declaraciones en el homicidio del jugador.

“No existe ningún plan para emprender fuga alguna”, aseguró Brittes, a quien se le encontraron los papelitos en su celda, pero de los que no habría indicios de que los hubiera contestado, por ello se le aisló durante 10 días antes de ser trasladado a la Casa de Custodia de Curitiba.

“Edison Brittes es objeto de un mito en el Departamento Penitenciario, de que tiene dinero, incluso el apodo que tiene de ‘Juninho Riqueza’ atrae ese tipo de situaciones. Esos papeles no fueron leídos por él, muchos menos respondidos”, indicó Claudio Dalledone, abogado de Edison.

Cabe recordar que la familia Brittes (Edison, Allana y Cristiana) está detenida por el asesinato y mutilación de Correa, a la espera de que se desahoguen las pruebas, ya que hasta el momento se han escuchado 44 testimonios, la semana pasada fue el turno de las madres de Edison y Cristiana Brittes, quienes coinciden al señalar que Daniel Correa provocó su propia muerte al intentar violar a Cristiana en su propia cama, ante lo que Edison reaccionó de forma desproporcionada.

Ambas siguen con los argumentos de la defensa en torno a que Edison asesinó a Daniel en defensa propia, así que piden la pronta liberación de Cristiana y de su hija Allana, aunque la fiscalía insiste que el encuentro habría sido consensuado entre Cristiana y Daniel, quien no tenía la fuerza física para tratar de someter a persona alguna debido al alto estado etílico en el que se encontraba. Por ello tampoco opuso resistencia cuando fue asesinado y mutilado.

Se espera que esta semana terminen de comparecer los testimonios para después dar lugar al interrogatorio de las personas detenidas en este caso, ya que además de los tres integrantes de la familia Brittes, se encuentran presas cuatro personas más que estuvieron en la noche de aquella fatídica fiesta y que ‘ayudaron’, de alguna forma, a cometer el homicidio de Daniel Correa.

RELACIONADOS:São Paulo

Más contenido de tu interés