null: nullpx
San Francisco 49ers

Porrista de San Francisco se arrodilló durante el himno de Estados Unidos

En el partido de jueves por la noche de la NFL contra los Oakland Raiders, una animadora de los 49ers se hincó mientras se realizaba la ceremonia protocolaria en el campo de juego.
2 Nov 2018 – 11:39 PM EDT

SANTA CLARA - La polémica de arrodillarse durante la ceremonia del himno vivió un nuevo capítulo esta noche cuando en el partido de Thursday Night Football, entre los San Francisco 49ers y los Oakland Raiders, una porrista de los Niners se hincó mientras se entonaba The Star Spangled Banner antes de comenzar el encuentro en el Levi’s Stadium de Santa Clara, California.

La acción de la animadora no pasó desapercibida por las cámaras de televisión y por agencias de noticias como Reuters. El usuario de twitter @GatorLenny subió a la red una fotografía del momento donde se aprecia a una porrista de raza negra de los 49ers poner una rodilla en el campo en una de las zonas de anotación de la cancha.

Este tipo de protestas las inició precisamente un jugador de los San Francisco 49ers, el quarterback Colin Kaepernick, cuando se quedó sentado durante un juego de pretemporada contra los Green Bay Packers en agosto de 2016 y luego puso una rodilla al piso durante los juegos de la campaña regular.


Desde aquel momento que desató polémica y controversias alrededor del mariscal de campo, Kaepernick declaró que el racismo fue la causa de su decisión de no ponerse de pie durante la entonación del himno de Estados Unidos.

“No me voy a poner de pie para mostrar orgullo a la bandera de un país que oprime a los negros y las personas de color. Para mí, esto es más importante que el fútbol americano y sería egoísta por mi parte mirar hacia otro lado”, fueron las duras palabras de Kaepernick quien en abril de 2017 fue cortado por los 49ers y lleva más de año y medio sin jugar un partido oficial y alejado de la NFL. El QB interpuso una demanda contra la NFL por complot de los dueños para que no sea contratado por ninguno de los 32 equipos de la liga.

Desde su campaña rumbo a la Casa Blanca, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha sido uno de los más severos críticos del movimiento que generó Kaepernick e incluso exigió a la NFL expulsar a los jugadores que se arrodillen y reglamentar una "actitud correcta" en el protocolo del himno para respetar los símbolos patrios de la nación.

La liga y la NFLPA (Asociación de Jugadores) sostienen todavía reuniones para ponerse de acuerdo pues los profesionales no aceptaron un ajuste en las reglas que propone a las franquicias invitar a los jugadores, entrenadores o staff del equipo que no piensen ponerse de pie durante el himno, a mantenerse dentro de los vestidores y salir al campo hasta que termine la ceremonia.

Esta nueva protesta dará de qué hablar sobre un tema que no parece encontrar una solución y con seguridad no será la última muestra de disconformidad de quienes como Kaepernick, LeBron James y otros atletas profesionales mantendrán esta causa pacífica contra el racismo.


Más contenido de tu interés