publicidad
Equipo de España luego de su victoria sobre Francia

España corrige su irregular camino a Brasil

España corrige su irregular camino a Brasil

Con la victoria sobre Francia, recuperaron el puntero de su grupo.                                        

Equipo de España luego de su victoria sobre Francia
Equipo de España luego de su victoria sobre Francia

El triunfo de la selección española en Saint-Denis corrigió la irregular fase de clasificación de 'La Roja' hacia el Mundial de Brasil 2014 y enmendó los dos tropiezos consecutivos que tuvo como local -ante Francia y ante Finlandia-, para volver a liderar el grupo y revertir su situación.

España llegaba al partido en París con la obligación de ganar. Los dos goles en contra recibidos en la fase de clasificación los pagaba muy caros. Le costaron cuatro puntos por dos errores graves. Y a Saint-Denis llegó con la sombra de la repesca.

Comenzó a comprobar lo que le esperaba en el camino al Mundial con un partido en Georgia que tardó en resolver 87 minutos. Fue Roberto Soldado quien derribó el muro local en un partido duro y desesperante para 'La Roja' (0-1) ante un planteamiento ultradefensivo que serviría de aviso para lo que se iba a encontrar en el futuro.

publicidad

Con más brillantez ganó la campeona de Europa y del mundo en su visita a Bielorrusia. En Minsk, con una exhibición futbolística y goleadora de Pedro Rodríguez, autor de tres tantos, firmaba el pleno de triunfos en un choque en el que Jordi Alba abría la lata en su reencuentro con el gol tras marcar en la final de la Eurocopa 2012 a Italia (0-4).

Todo cambió en el primer partido como local, en el estadio Vicente Calderón ante Francia el 16 de octubre de 2012. Con el encuentro ganado y un saque de esquina a favor, un exceso de confianza de Santi Cazorla, que buscó el regate en vez de aguantar el final, y de Juanfran Torres, que tras cortar la contra perdió el balón lanzándose un autopase en vez de despejar, provocaron el tanto del empate de Olivier Giroud.

En Gijón la situación se agravó ante Finlandia. Otra selección que renunció a su estilo y se encerró en su terreno de juego. Abrió la lata Sergio Ramos con un cabezazo el día en el que se convertía en centenario y cuando España tuvo que sentenciar se relajó. Lo pagó caro y El Molinón enmudeció cuando los finlandeses marcaron en su único disparo a puerta de todo el partido (1-1).

Esos dos errores fruto del exceso de confianza ponían a España ante una verdadera final en su camino y de nuevo escribió una página de su historia. Nunca había ganado en partido oficial en París y sacó el brillo de la campeona del mundo para imponer su calidad conquistando un triunfo clave con gol de Pedro Rodríguez (0-1).

Asalta el liderato el combinado de Vicente del Bosque, que aparca de momento la fase de clasificación al Mundial de Brasil con tres jornadas por disputar -regresará en septiembre-, y se centra en el siguiente reto, la Copa Confederaciones, el único título que falta por conquistar a la 'generación de oro' del fútbol español.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad