publicidad
Jim Schwartz hizo un gran trabajo de cambiar el rumbo de Detroit, pero no pudo llevar al equipo al siguiente escalón (AP-NFL).

Los Lions despidieron a Jim Schwartz tras cinco temporadas

Los Lions despidieron a Jim Schwartz tras cinco temporadas

Los Detroit Lions terminaron con el paso más largo de un coach en la franquicia desde 1996 al despedir a Jim Schwartz.

Jim Schwartz hizo un gran trabajo de cambiar el rumbo de Detroit, pero n...
Jim Schwartz hizo un gran trabajo de cambiar el rumbo de Detroit, pero no pudo llevar al equipo al siguiente escalón (AP-NFL).

Hace un mes, los Detroit Lions de Jim Schwartz estaban en primer lugar de la NFC Norte. Ahora no tiene trabajo.

De acuerdo a fuentes de Lions, Schwartz ha sido despedido como entrenador del equipo tras cinco temporadas en Detroit de acuerdo a Ian Rapaport y Albert Breer de NFL Media.

Breer añadió que de acuerdo a una fuente del equipo, el gerente general Martin Mayhew y el presidente Tom Lewand se quedarán con el club.

Un par de temporadas perdedoras consecutivas condenaron a Schwartz, quien dirigió a un equipo de Lions que se desmoronó en la recta final de la temporada perdiendo seis de sus últimos siete para quedar eliminado de los playoffs.

Schwartz se une a una pila de entrenadores que han fracasado en el aparentemente inútil intento de cambiar el destino de una franquicia decrépita de los Lions. El despido terminó con el paso más largo de un coach en Deroit desde la salida de Wayne Fontes en 1996.

publicidad

Los Lions cesaron a Schwartz con dos años y $12 millones aún en su contrato, de acuerdo a Albert Breer de NFL Media.

El entrenador de 47 años tomó las riendas de un equipo con marca de 0-16 en 2009 y ayudó a mejorar el nivel de talento en un club que mejoró constantemente en sus primeras tres temporadas.

Sin embargo, el equipo cayó de un precipicio en las últimas dos.

El temperamental coach presidió sobre un equipo que nunca pudo controlar sus emociones en el campo y que cometía errores tontos constantemente. En las últimas cinco temporadas solo los Oakland Raiders han sido penalizados en más ocasiones que las 575 de los Lions.

Con la NFC Norte al alcance de su mano este año, Detroit se derrumbó mientras sus rivales divisionales cambiaban de quarterbacks suplentes y peleaban con defensivas deshechas. Los Lions fueron el único equipo de la NFC Norte en tener un solo quarterback titular en toda la campaña y fueron por mucho el equipo más saludable de su división.

Pero no pudieron superar el obstáculo que fueron ellos mismo.

Los problemas con la directiva no ayudaron a Schwartz a mantener su puesto.

Un problema clave fue la incapacidad de Schwartz y el coordinador ofensivo Scott Linehan de ayudar a Matthew Stafford a mejorar. En lugar de eso, el dúo insistía en defender al quarterback de $76 millones, que ha retrocedido conforme se han hundido los Lions.

Stafford falló particularmente en los últimos cuartos durante la marca de 1-7 con la que los Lions cerraron la temporada. Él tuvo el peor porcentaje de completos (36.9), intercepciones (5) y rating de pasador (31.5) en el último cuarto de la implosión de los Lions en 2013.

Schwartz debe de ser reconocido por tomar el desafío de corregir el rumbo del peor equipo en los deportes profesionales. Sin embargo, en su quinta temporada, demostró no ser el hombre para llevar a este talentoso roster al siguiente nivel.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad