Dallas Cowboys

Las primeras señales apuntan a una temporada de recuperación y más para los Cowboys

Te presentamos los factores que podrían ayudar a poner a los Cowboys de regreso en la temporada 2016.
6 Jun 2016 – 3:06 PM EDT

Por: Gil Brandt / analista senior de NFL Media

IRVING, Texas – Sé que es junio y es la temporada del año en que cada equipo en la NFL se sienten bien acerca de sus posibilidades para la próxima temporada. Pero cuando visité a los Dallas Cowboys durante sus dos primeras sesiones en las actividades organizadas por el equipo (OTAs), sentí una energía renovada.

Y quizá eso tiene algo (¿o todo?) que ver con el retorno del quarterback Tony Romo, quien habló con entusiasmo tras su regreso de una fractura en la clavícula.

No importa las condiciones de esta semana (si llovió, o a veces es difícil), Romo lanzó muy bien. Se veía genial en los drills, y lanzó el ovoide con precisión y velocidad en espacios reducidos.

Pero lo que realmente resaltó para mí fue su actitud. Tuvimos la oportunidad de ponernos al día después de una práctica de OTAs la semana pasada y él mostró mucho entusiasmo. Estoy seguro que se siente bien de regresar tras una temporada llena de lesiones que lo vio jugar en sólo cuatro partidos.


Romo no es el único. El ala cerrada Jason Witten podría pasar como un jugador que entra a su segunda temporada. Llegó a las OTAs en gran forma, quizá la mejor que le haya visto, y no tuvo problemas de sincronización con su quarterback.

Este equipo va en camino por el título de la división, quizá más. No se puede decir lo mismo de muchos equipos. Aún hay camino por recorrer antes de iniciar la temporada, pero las señales de temporada baja están en dirección correcta.

» El rápido estudio de Ezekiel Elliott: El novato corredor se ve tan bien como se dice. Así que muchas veces se obtiene un novato y todo es abrumador para él. No para Elliot. Nada parece molestarle, se ve exactamente como el corredor que Urban Meyer tenía en Ohio State. En las OTAs se le vio rápido y veloz. No vi a ningún entrenador corregirle las rutas. Tiene la habilidad mental y la ética para tener éxito inmediato. Siempre fue uno de los primeros en el campo, y uno de los últimos en irse. Estoy seguro que podría ser el Novato Ofensivo del Año, así como lo sentí el año pasado con Todd Gurley en este punto del año.

» La progresión de Dak Prescott: El nuevo Prescott de los Cowboys tiene un trabajo en progreso, pero no estoy seguro que espera que esto no venga de manera rápida. El crédito podría recaer en el coordinador ofensivo Scott Linehan y en el entrenador de quarterbacks Wade Wilson para conseguir que Prescott eleve su velocidad en tan poco tiempo. Prescott no estaba recibiendo jugadas dentro del primer y segundo equipo, pero cuando llegó ahí se veía como alguien que había tomado la pelota bajo el centro desde toda su vida. Hizo varios ajustes en los drills pasando y su mecánica era muy sólida. Además mostró un liderazgo natural; jugadores a su alrededor parece gustarles esto.

» Randy Gregory: El jugador de segundo año podría tener un futuro brillante en la NFL, si es capaz de averiguar lo que se necesita para ser un profesional fuera del campo. Su rapidez y duración como pass rusher fue fácilmente identificado en las prácticas de las OTAs. Si la suspensión de cuatro juegos que enfrentará no lo lastima, creo que a llegar a tener un muy buen año.

» La mejora de Cole Beasley: Si Beasley tuviera 6-2 de altura y no 5-8, creo que sería una estrella de la NFL. El hecho es que no lo es, pero todavía hay mucho que gusta de su juego. Me pareció que está mejorando al atrapar la pelota y al correr sus rutas.

» La presencia de Sean Lee y Orlando Scandrick: El hecho de que estuvieran presentes es una buena señal para la química del equipo. Fui con uno de ellos y tuve una prolongada charla con Lee. Él tiene su peso bajo con 238 libras, pero se ve de 250. Ha trabajado duro en la temporada baja a pesar de que no se puede practicar.

Sigue a Gil Brandt en Twitter @Gil_Brandt.


Más contenido de tu interés