Cleveland Browns

El momento que marcó a la franquicia: Los Browns de ayer y hoy

Desde la revolucionaria época de Paul Brown hasta la mediocridad en el Siglo XXI.
1 Jul 2016 – 9:03 PM EDT

Por: Jorge Pinzón Anaya

La reciente coronación de Cleveland Cavaliers en el Basquetbol NBA, motivó recuerdos sobre la última vez que la ciudad del estado de Ohio había celebrado la coronación de uno de sus equipos profesionales en su Liga.

Se trata de los Cleveland Browns, monarcas de la NFL en la Temporada 1964, cuando todavía no existía el Super Bowl, eran los tiempos en que NFL y Liga Americana funcionaban cada una por su lado, no habían acordado el partido para unificar el título.

Los Browns tenían como entrenador en jefe a Blanton Collier quien en 1963 tomó el lugar del legendario Paul Brown, de hecho era una escuadra que se estaba transformando, muchos de los jugadores que fueron grandiosos en la era del coach Paul Brown se habían ido o retirado, como el caso del quarterback Otto Graham.

El quarterback de los Browns en 1964 era Frank Ryan quien había jugado 4 temporadas con Los Angeles Rams antes de pasar a Cleveland. Todavía contaban con el extraordinario corredor Jim Brown pero, además, ese año llegó un receptor novato seleccionado en la Primera Ronda, Pick 11, llamado Paul Warfield, destinado a la grandeza.

Cleveland ganó 10 partidos, perdió 3 y empató uno, ganó la Conferencia Este y su boleto directo al partido por el Campeonato NFL, el cual jugaría contra Baltimore Colts que se llevaron la Conferencia Oeste con registro de 12 ganados y 2 perdidos. Los Colts tenían en sus filas al considerado mejor quarterback en la historia, Johnny Unitas, estaban dirigidos por el coach Don Shula quien empezaba a abrirse paso entre los ilustres entrenadores. Unitas fue nombrado Jugador Más Valioso de la NFL y Shula Entrenador del Año.

A pesar de todos los logros de los Colts, el equipo de Cleveland aprovechó su condición de local, era cuando el Campeonato de la NFL se jugaba en una de las sedes de los equipos finalistas, en este caso el Cleveland Stadium, partido celebrado el 27 de diciembre de 1964, triunfo de los Browns por marcador 27 – 0 para obtener su cuarto título en la NFL.

Lejos estaban de imaginar que sería el último para los Browns hasta la fecha (Siglo XXI, año 2016), han pasado 52 años de sequía en futbol americano, una maldición en este deporte. Y para la ciudad algo detestable porque no solo era en futbol americano, también en beisbol con los Indians y en basquetbol con los Cavaliers. Pero la espera terminó el domingo 19 de junio del año 2016 con la coronación de los Cavaliers en la NBA, sin embargo los Browns se ven lejos de llegar a su primer Super Bowl.

¿MOMENTO CUMBRE?

Pero ¿Ese es el momento cumbre en la historia de los Cleveland Browns?

Sin duda los momentos de mayor gloria para los Browns se produjeron de 1946 a 1955 cuando eran dirigidos por Paul Brown y ganaron 7 campeonatos: Fueron 4 consecutivos en la desaparecida All America Football Conference y 3 cuando llegaron a la NFL. El de 1964 fue su octavo título en un periodo de 20 años. En algún momento de ese periodo vivieron la mayor experiencia de su historia.

A partir de 1965 empezó la Era gris para los Browns, caracterizada por momentos que los marcaron como franquicia, siempre en forma negativa, una auténtica maldición en lo que se refiere al futbol americano.

MOMENTO QUE MARCÓ: Derrotas en los años sesenta

Blanton Collier llevó a los Browns a 2 partidos más por el Campeonato de la NFL, ambos los perdieron: En 1968 los Colts lograron la revancha de la blanqueada que les propinaron 4 años antes. Esta vez Baltimore ganó 34 – 0 y se fue al Super Bowl III que perdió con New York Jets. Al año siguiente Cleveland volvió a perder en el partido por el título, esta vez 27 – 7 con Minnesota Vikings que avanzaron al Super Bowl IV y que perdieron con Kansas City Chiefs.

MOMENTO QUE MARCÓ: Rutigliano se la jugó y falló


En 1980 los Cleveland Browns fueron capaces de detener el paso demoledor que 2 equipos habían tenido no solo en la División Central sino en toda la Conferencia Americana: Pittsburgh Steelers y Houston Oilers. Los Browns del coach Sam Rutigliano y el quarterback Brian Sipe ganaron la División con marca de 11 – 5 y eran favoritos para llegar al Super Bowl XV.

Pero apareció la maldición de Cleveland en pleno Municipal Stadium. Playoffs Divisional contra Oakland Raiders, era el equipo del coach Tom Flores y el quarterback Jim Plunkett, dos elementos de sangre latina. Los Browns perdían 14 – 12 pero su ofensiva marchaba rumbo a darle la vuelta al marcador a escasos segundos del final, algo que no sucedió. Cuando todos apostaban que el coach Rutigliano mandaría al pateador Don Cockroft para el gol de campo de la victoria, el entrenador ordenó otra jugada de pase en un intento por anotar touchdown. La tragedia ocurrió, el pase de Sipe a Ozzie Newsome acabó en las manos del profundo Mike Davis para conservar la ventaja que le dio la victoria a los Raiders. Luego Oakland acabaría como campeón del Super Bowl XV.

MOMENTOS QUE MARCARON: “The Drive” y “The Fumble”

Otros dos momentos que marcaron a los Browns en forma negativa se vivieron en la década de los años ochenta. Marty Schottenheimer llegó como entrenador en jefe a la mitad de la desastrosa temporada 1984 precisamente en lugar de Rutigliano. Su impacto fue inmediato, apenas un año después Schottenheimer ganó la División Central de la AFC, primero de 3 banderines ligados de su sector.

Schottenheimer fue un innovador ofensivo, que aprovechó el talento del quarterback Bernie Kosar. También armó una fuerte defensiva con elementos jóvenes. En 1986 y 1987 llevó a los Browns a los partidos por el Campeonato de la Conferencia Americana y el pase al Super Bowl, en ambas ocasiones enfrentó a los Denver Broncos de John Elway.

En 1986 jugando de local, Cleveland ganaba 20 – 13 con menos de 6 minutos por jugar. Fue cuando Elway armó la famosa serie ofensiva conocida como “The Drive”: Fueron 15 jugadas para avanzar 98 yardas en 5 minutos con 2 segundos y concluir con pase de touchdown de Elway a Mark Jackson en jugada de 5 yardas, partido empatado que se fue a tiempo extra. Denver volvió a tener el balón y esta vez Elway armó la ofensiva de la victoria 23 – 20 consumada con gol de campo de Rich Karlis. Denver fue al Super Bowl XXI donde fue superado por New York Giants.

Un año después, temporada 1987, otra vez Browns y Broncos por el título de la AFC pero ahora en Denver. El equipo que dirigía el coach Dan Reeves con John Elway al mando de la ofensiva, ganaba 38 – 31 con menos de 6 minutos de juego. Esta vez fue Cleveland con Bernie Kosar el que armó la ofensiva que buscaba el empate. Con 1:12 minutos en el reloj, dentro de la yarda 5 de Denver, Kosar le entregó el balón al corredor Earnest Byner quien al llegar a la yarda uno recibió un golpe por parte del profundo Jeremiah Castille, balón suelto que recuperaron los Broncos para mantener la ventaja, el triunfo y el viaje al Super Bowl. Desde entonces a esa jugada se le conoce como “The Fumble”, los Broncos prefieren recordar ese momento y no la paliza que luego se llevaron en el Super Bowl XXII por parte de Washington.

MOMENTO QUE MARCÓ: Convertidos en Ravens, luego renacidos

Finalmente, otro momento que marcó a los Cleveland Browns fue su propia desaparición. En 1995 el entonces dueño Art Modell, el mismo que despidió al legendario Paul Brown 33 años antes, tomó la decisión de llevarse su equipo a la ciudad de Baltimore donde ya no existían los Colts. Luego de la temporada de 1983 los Colts se fueron a Indianapolis.

Así fue como a partir de 1996 los Browns se convirtieron en Baltimore Ravens y ocurrieron dos grandes ironías en la historia. La franquicia de Art Modell en Cleveland nunca pudo llegar al Super Bowl, pero en Baltimore como Ravens ya ganó las ediciones XXXV y XLVII.

Pero no fue todo para Cleveland. La NFL le otorgó a la ciudad una nueva franquicia que empezó a funcionar a partir de 1999, que recuperaba nombre, colores y récords de los Browns de toda la vida. Esa fue la buena noticia. La mala es que los actuales Cleveland Browns llevan 18 temporadas para el olvido. Solo 2 veces lograron marca ganadora: 9 – 7 en 2002 donde clasificaron de Comodines (perdieron con Pittsburgh 36 – 33) y luego en 2007 que a pesar del 10 – 6 no avanzaron a postemporada. A partir de 2008 llevan 8 campañas al hilo perdedoras, situación que podría ya ser considerada como otro momento que marcó a los Browns en forma negativa.


RELACIONADOS:Cleveland Browns

Más contenido de tu interés