publicidad
Sergio Pérez se colocó en el segundo lugar del Gran Premio de Malasia, con lo que ya logró un lugar en la historia del automovilismo mexicano. 

Sergio Pérez a la historia del automovilismo mexicano

Sergio Pérez a la historia del automovilismo mexicano

Sergio Pérez se colocó en el segundo lugar del Gran Premio de Malasia, con lo que ya logró un lugar en la historia del automovilismo mexicano. 

Sergio Pérez se colocó en el segundo lugar del Gran Premio de Malasia, c...
Sergio Pérez se colocó en el segundo lugar del Gran Premio de Malasia, con lo que ya logró un lugar en la historia del automovilismo mexicano. 

Sergio "Checo" Pérez (Guadalajara, México, 1990) obtuvo un histórico segundo lugar en el Gran Premio de Malasia, tras lo cual escribió un mensaje para sus 140 mil seguidores, "Increíble, la victoria estaba cerca… cada esfuerzo en mi vida ha valido la pena. ¡Gracias, Dios, por tanto! y va para mi perrita Frida y por todo México". Con esta hazaña, es el segundo piloto mexicano en pisar el podio de F1, el primero fue Pedro Rodríguez en 1971. 

Encuentra tu auto ideal

El tapatío estuvo en contacto con el mundo del automovilismo desde pequeño. Su padre, Antonio Pérez, era el representante del famoso piloto, Adrián Fernández.  En su historial pueden contarse varias participaciones en carreras de kart en las que se destacó y desde muy joven ingresó en las líneas de la Escudería Telmex, propiedad del hombre más rico de México, Carlos Slim.

publicidad

Mientras formaba parte de esta escudería, tuvo la oportunidad de participar en la Fórmula BMW de Alemania, en la que obtuvo un pódium. A esto siguieron más éxitos, como el de ser el campeón más joven de la F3 Británica Nacional a los 17 años de edad. Un año después, obtuvo el cuarto lugar general en la F3 Británica Internacional y se convirtió en el primer mexicano en probar un GP2, el vehículo de la GP2 Series.

En otoño de 2010, la gente de Ferrari lo invitó a la "Driver Academy", que recluta jóvenes con talento y los prepara para formarlos y ser parte de la élite de pilotos. Poco después Peter Sauber lo reclutó para su escudería de F1.

En su primera temporada de Fórmula 1, Checo se colocó en la séptima posición en el Gran Premio de Australia y cerró el año en la decimosexta posición. Ahora en su segunda temporada obtuvo este logro histórico, y algunos podrían considerar que supera al de Pedro Rodríguez, quien logró subir al podio hasta su quinta temporada.

La carrera en Malasia fue difícil por el clima que ese día trajo una tormenta. Se dice incluso que su Sauber C31 pudo haberle arrebatado el primer lugar al bólido de Fernando Alonso. Al final no fue así y, sin embargo, estuvo cerca, pues Alonso reconocío que se sientió presionado por el mexicano y arriba del podio Checo le señaló, “te tenía, te tenía”. Así que más victorias en el futuro no parecen un sueño lejano.

Pero las victorias no vienen fáciles y él las ha obtenido con trabajo y sacrificios. Al arribar al aeropuerto de su ciudad natal expresó que buscaba "disfrutar y asimilarlo (su triunfo) con mi familia. Todos los sacrificios que hemos hecho han valido la pena". 

Por ahora, Checo se siente entusiasta y optimista y su nombre suena con fuerza como un posible reemplazo de Fernando Massa, integrante de la escudería Ferrari. De momento, ya logró que los reflectores se fijen en él y en México, donde su hazaña ha sido muy celebrada en los medios, incluso por encima de las actividades de la selección nacional de fútbol. Así, a medida que avance la temporada de Fórmula 1, seguramente atraerá los ojos no sólo de los entusiastas de F1, sino de más mexicanos no tan familiarizados con este deporte. Quén sabe si en un futuro logre también que este deporte goce de más popularidad en su país. Sólo el tiempo lo dirá.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad