publicidad

"scar 'Fantasma' González derrotó a Adrián 'Chinito' Young

"scar 'Fantasma' González derrotó a Adrián 'Chinito' Young

Oscar González venció por decisión a Adrián Young en una gran pelea realizada en Tijuana, y en el respaldo, José Zepeda. 

TIJUANA - Oscar González venció por decisión a Adrián Young en una gran pelea realizada en Tijuana, y en el respaldo, José Zepeda acabó con Ricardo Domínguez

En base a un boxeo agresivo, preciso, siendo insistente y manteniendo un ritmo de pelea muy intenso, Oscar ¨Fantasma¨ González derrotó por decisión unánime a Adrián ¨Chinito¨ Young en la pelea estelar.

El ¨Fantasma¨(22-2-0, 14 ko´s) impuso su experiencia, su puntería a la hora de atacar y su resistencia a la hora de recibir golpes ante el ¨Chinito¨ Young (19-1-1, 15 ko´s) que intentó de todo, pero que en esta ocasión se enfrentó a un mejor rival en una pelea que fue entretenida, emotiva y de mucha acción.

González empezó la pelea a gran ritmo, ganando la posición en el ring y el ritmo de la pelea, conectando y repitiendo golpes de poder, mientras Young buscaba defenderse atacando, sobre todo con su mano izquierda doble, arriba y abajo, con la que el radicado en Tijuana no se intimidó pues o le faltaba potencia, o le faltaba precisión.

El ¨Fantasma¨ no utilizó round de estudio ni de relajamiento. Desde el primero peleó siempre igual, al frente, agresivo, atacando, con sus combinaciones de hasta cinco golpes de poder, que obligaron al ¨Chinito¨ a caminar hacia atrás y a pelear al contragolpe, situación que lo puso en desventaja siempre.

publicidad

Parecía que el ¨Fantasma¨ acabaría la contienda cuando él quisiera, pues conectaba cada vez con mayor precisión y contundencia, mientras que los golpes recibidos no lo movían.

En el séptimo round, el ¨Chinito¨ tomó su segundo aire y fue mas dinámico, más ¨suelto¨a la ofensiva pues varió en la calidad de sus golpes y aumentó en la cantidad, fue agresivo, ¨tocó¨ al ¨Fantasma¨ en dos ocasiones y se vio superior, aunque González fue siempre peligroso al contagolpe y con una derecha cruzada, en contragolpe, tambaleó al mochiteco, que sin embargo, siguió al frente.

El octavo fue otro round de alarido, de dominio constante y en el que ambos conectaron golpes de poder que parecían de nocaut, pero que solo fueron de tambalear al rival. ¨Chinito¨ fue peligroso con la zurda corta, el ¨Fantasma¨ con la derecha larga.

Los últimos dos rounds fueron de alarido, con un ¨Chinito¨ apretando en busca de ese golpe de nocaut, y un ¨Fantasma¨ que no buscó conservar su ventaja, sino por el contrario, seguir dominando al rival.

Al final de los diez rounds de una de las mejores peleas que se han visto en Tijuana este año, el ¨Fantasma¨ se llevó una merecida victoria por decisión unánime. El juez Julián Palombo anotó en su tarjeta 98-93, Leobardo Ibarra marcó 97-93 y Lorenia Gaxiola registró un contundente 100-91.

Aunque Young perdió su marca invicta, ganó en reconocimiento, en respeto del público y sobre todo, aprendió mucho. El ¨Chinito¨ mostró carácter, temple, corazón, y eso es lo que hace la diferencia entre el boxeador que quiere, y el que lo logra.

El mexico-americano José ¨Chon¨ Zepeda logró la victoria más importante de su carrera, al vencer por nocaut técnico en el tercer asalto al experimentado y dos veces contendiente a título mundial, Ricardo ¨Pelón¨ Domínguez, en una entretenida pelea programada a 10 rounds en peso Ligero.

Zepeda (15-0-0, 13 ko´s) lució un gran boxeo, fino en sus desplazamientos, técnico en su accionar y certero en su ofensiva. Domínguez (37-10-1, 22 ko´s) nunca se sintió cómodo sobre el ring y se vio arrollado por un rival en pleno ascenso y que está hecho para cosas grandes.

Zepeda empezó a imponer condiciones desde el primer round, cuando puso en al lona al ¨Pelón¨ con una izquierda corta, descendente, desde un ángulo muy favorable para él desde su guardia zurda e imperceptible para Domínguez que buscaba, agachado, como entrar a atacar. En busca del remate, el ¨Chon¨ le metió las manos a su experimentado rival, y una zurda larga, plena, al abdomen, hizo retroceder al sinaloense y refugiarse en cuerdas. La pelea continuó, pero al ¨Pelón¨ le esperaba más castigo.

publicidad

Cortado de manera escandalosa en su pómulo derecho, Domínguez buscaba presionar y obligar al ¨Chon¨ a que se quedara a pelear en corto. Por su parte, Zepeda hacía gala de un boxeo de alta escuela, en el que todo le funcionaba. Exhibió muy buenos movimientos de piernas, cintura y cabeza, mantenía ¨entretenido¨ a su rival abriendo su ataque hasta con cuatro derechas antes de meter su zurda de poder, se pegaba para evitar el contagolpe y por momentos, hasta se cambiaba de guardia.

Los ¨latigazos¨ de zurda que Zepeda conectaba sobre el rostro de Domínguez fueron, además de certeros, precisos y contundentes, decisivos, pues esa fue la vía de la victoria.

De manera atinada, el réferi Juan Morales llevó a revisión médica a Domínguez, y atendiendo la recomendación del especialista, determinó detener las acciones a los 2:43 minutos del tercer round. La herida, larga, y profunda, ponía en peligro la integridad de Domínguez, sobre todo amenazaba su vista. Por ello la decisión, protestada por el ´Pelón’ pero aplaudida por el público.

Francisco ¨Chihuas” Rodríguez sacó fuerzas de flaqueza, fue de menos a más, tuvo resistencia, poder y paciencia y al final de cuentas, terminó por imponerse por nocaut técnico a Victor ¨Pelón¨ Ruiz en un espectacular choque de dos guerreros del ring, sólidos prospectos que golpe a golpe, buscaron ganar esta contienda que significaba dar un paso significativo en sus respectivas carreras.

publicidad

Rodríguez (12-1-0, 9 kos) tardó para encontrar el ritmo y la distancia entre la guardia zurda y la agresividad de Ruiz (11-2-0, 8 ko´s), y en este tiempo, el ¨Pelón¨ fue el dominador y el que impuso condiciones.

Pero en cuanto el ¨Chihuas¨ tocó al ¨Pelón¨, fue por la victoria pero de una manera inteligente, sin desbocarse, haciendo fintas, combinando sus golpes y sometiendo a su rival con contundencia. El desenlace llegó en el quinto round, cuando Rodriguez puso en malas condiciones a Ruiz, lo derribó en dos ocasiones, ambas lastimándolo seriamente, y en la segunda, a pesar de que se incorporó y recibió el conteo de protección en una esquina neutral, el réferi Juan Morales decidió dar por terminada la contienda, de forma atinada, cuando el cronómetro marcaba 2:08 minutos de ese quinto asalto.  La pelea fue a 8 rounds en peso Mosca.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad