null: nullpx

Rungvisai vs Estrada II: guerra de estilos y cuentas pendientes en Inglewood

'El Gallo' Estrada tiene cuentas pendientes con el campeón supermosca del CMB, Srisaket Sor Rungvisai. Este viernes en el histórico The Forum, el mexicano buscará demostrar que la primera pelea debió ir a su favor.
25 Abr 2019 – 5:00 PM EDT

Las contiendas apretadas deben verse tres veces: cuando sucede en vivo, la repetición un día después y una tercera ocasión sin sonido.

Si en la primera se tuvo dudas de quién ganó, la segunda presentará un panorama más comprensible de lo acontecido; la tercera combina la confusión de la primera con la claridad de la segunda y, por ende, un resultado objetivo de la decisión sobre el encordado.

En el caso de la primera pelea entre Srisaket Sor Rungvisai y Juan Francisco Estrada, el mexicano mereció más que la derrota por decisión mayoritaria.

En aquella ocasión, 'El Gallo' Estrada cerró la pelea con autoridad al llevarse los rounds de campeonato con la gracia de su boxeo limpio, vistoso y certero. El campeón se vio superado por la maestría del mexicano, que contragolpeó cuando debió hacerlo y provocó que Rungvisai luciera perdido en el ring en varios instantes finales del compromiso.

A todo esto hay que sumarle la caída legítima en el segundo round que no contó el réferi y que debió haber influido significativamente en las tarjetas finales. 'El Gallo' expuso al campeón y demostró que la revancha tenía que hacerse sí o sí.

Poco más de un año después, Estrada y Rungvisai tendrán la oportunidad de saldar cuentas en The Forum de Inglewood este viernes, y nosotros, los fanáticos, de deleitarnos con una guerra de estilos: la estética técnica del mexicano contra la tensión noqueadora del tailandés.

'El Gallo' se encuentra en una condición física inmejorable y sentenció su oportunidad con la frase "todo o nada, ya dije".

Estrada demostró que Rungvisai no es el rival todopoderoso que noqueó brutalmente a Román 'Chocolatito' González, y al que nadie quiere enfrentarse en las 115 libras. Este viernes en Inglewood, la técnica superara a la fuerza bruta.

Publicidad