null: nullpx

Miguel Cotto, el ‘niño gordito’ que se convirtió en el ‘Ídolo de Puerto Rico' dice adiós

Uno de los más grandes del pugilismo mundial colgará los guantes este sábado cuando se enfrente al estadounidense Sadam Ali.
1 Dic 2017 – 3:13 PM EST

Hablar de Miguel Cotto, es hablar de un grande del boxeo, uno capaz de codearse con la ‘crema y nata’ en el olimpo del cuadrilátero puertorriqueño. Este sábado será la última ocasión en la que veremos a ‘Junito’ en un ring, el Madison Square Garden será testigo del adiós el ‘Ídolo del Puerto Rico’. Miguel Cotto se ganó el corazón de los amantes del boxeo por su entrega, por su calidad boxística al ataque, una extraña mezcla que combinaba cualidades de Julio César Chávez y de Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán.


Fue el tipo de boxeadores que no le huyó a los rivales, se midió a Sugar ‘Shane’ Mosley, a ‘Pacquiao, a Mayweather, a ‘Maravilla’ Martínez, a ‘Canelo’ Álvarez, entre muchos otros; se ganó el respeto dentro y fuera del ring.

Cuando era pequeño era ‘gordito’ y muy tranquilo, de esos que a veces son blanco fácil de los brabucones, a los 11 años ingresó al gimnasio de boxeo para perder peso, bajó unos 30 kg. y se enamoró del deporte que lo convertiría en ídolo y en uno de los más grandes. Participó en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 y años más tarde de su ingreso al gimnasio en la niñez, llegaría el primer título como profesional, sería a costa del brasileño Kelson Carlos Pinto en el 2004, cuando Cotto tenía 24 años. Con el tiempo se convertiría en cuatro veces campeón mundial en tres divisiones diferentes.


En su carrera no todo fue sencillo y se le recuerda el gran encono con el mexicano Antonio Margarito, a quien se le acuso de usar yeso en sus guantes y que en una primera pelea lo venció, pero que en la revancha se lo cobró con una espectacular pelea.

Cotto no pelea desde el 21 de noviembre de 2015 cuando se enfrentó a ‘Canelo’ Álvarez y perdió el combate, una pelea muy cerrada y que también estuvo envuelta en polémica porque hubo quien lo vio ganador.

A algunos les hubiera gustado ver a Cotto en una despedida de revancha con ‘Canelo’ o bien midiéndose a otro legendario como Juan Manuel Márquez, pero el ‘último vals’ de Miguel Ángel será anye el estadounidense Sadam Ali.

Todo lo que inicia acaba, y el espectáculo que fue Miguel ángel Cotto en el ring, terminará el próximo sábado y quedará en la memoria de los seguidores del boxeo, no por sus títulos, sino por la entrega que mostró golpe a golpe…


RELACIONADOS:Boxeo

Más contenido de tu interés