Boxeo

Kell Brook y su encuentro con la muerte

El británico probó en tan sólo semanas la miel de la victoria y hiel de la cama del hospital. En agosto de 2014 se convirtió en campeón del mundo, días después fue atacado a machetazos.
9 Sep 2016 – 8:38 PM EDT

Por: Geovany Guerrero

INGLATERRA – Kell Brook probó en tan sólo semanas la miel de la victoria y hiel de la cama del hospital. En 2014 se convirtió en campeón del mundo, días después fue atacado a machetazos.

El británico llegó como un perfecto desconocido a la pelea contra Shawn Porter, para el estadounidense parecía una víctima más, pero conforme pasaron los rounds, el europeo se hizo sentir, se paró con firmeza en el ring y se llevó el título welter, lo invicto de su rival y el reconocimiento de los fans del boxeo.

El sueño se había cumplido para Brook, todo era gloria. Decidió celebrar en Tenerife, España, con su esposa, de cinco meses de embarazada, y su hija. Todo iba bien hasta que una noche decidió irse de copas.

La pareja fue a cenar y después pasaron a un bar irlandés, ahí reconocieron a Kell y la plática se alargó, eran las 10:30 pm cuando su mujer decidió regresar al hotel, el boxeador la subió a un taxi y regresó al lugar.

El británico hizo amigos, o eso creyó. La gente con la que estaba lo invitó a casa, el púgil no tuvo ninguna razón para desconfiar y desafanarse del convite.

Ya en el departamento los tragos continuaron, la charla siguió, Brook afirmó que hablaron de autos, viajes, lugares, peor de pronto el anfitrión subió de tono y sin razón alguna dijo que un peleador callejero podría vencer a un boxeador profesional.

El británico sintió el ambiente hostil, buscó la salida, fue cuando un hombre sacó un machete, así describió el arma Brook, y atacó al campeón del mundo.

Kell sintió el frío metal en la pierna izquierda, como pudo salió del departamento, buscó ayuda que no encontró, eran las 6:30 de la mañana. Intentó caminar, la extremidad no le respondía, se empezó a sentir débil, la sangre salía a borbotones. Brook encontró una silla en su camino, la aventó contra una ventana y perdió el conocimiento, cuando despertó estaba en el hospital.

El golpe que recibió fue más duro que cualquiera que hubiera sido en el ring. Su carrera estaba en peligro justo después de convertirse en campeón mundial.

Para fortuna de Kell, los doctores actuaron rápido y bien, con el tiempo le sanó la herida, pudo volver a caminar y regresar al gimnasio.

Brook regresó al ring un año después contra Ionut Dan e hizo que se retirara en el cuarto rounds. Ha defendido el título welter en tres ocasiones y es uno de los mejores boxeadores del mundo.

Kell Brook tuvo la prueba más dura abajo del ring y la superó, ahora la tendrá arriba, va contra Gennady Golovkin, considerado el segundo libra por libra del planeta. El británico subirá dos divisiones para tratar de destronar el kazajo, y aunque nadie le da oportunidad de triunfo, no se asusta y responde: “¿Por qué temería a Golovkin si he visto la muerte a la cara?”.

RELACIONADOS:Boxeo

Más contenido de tu interés