publicidad

Jorge 'Maromerito' Páez le repetió la dosis a Omar Chávez

Jorge 'Maromerito' Páez le repetió la dosis a Omar Chávez

En una gran pelea Jorge Páez Jr. le repitió la dosis a Omar Chávez y le ganó por  decisión unánime en Tijuana.

TIJUANA, México - En una gran pelea Jorge Páez Jr. le repitió la dosis a Omar Chávez y le ganó por  decisión unánime en Tijuana y conquistó el título internacional plata superwelter del Consejo Mundial de Boxeo.

Con un boxeo efectivo, agresivo, puntilloso, certero en su ofensiva y habilidoso en su defensiva, Jorge “Maromerito” Páez le repitió la dosis a Omar Chávez.

Un Auditorio Municipal de Tijuana a su máxima capacidad, como en sus mejores tiempos, con una entusiasmada afición que vitoreaba, echaba “porras” y aplaudía los golpes de uno y de otro, fue el escenario ideal para que los herederos de dos de las máximas glorias del boxeo mexicano continuaran el legado y entre ellos, dejara de haber “Negocios sin terminar”.

Páez (32-4-1, 19 ko’s) se vio sobrado ya en los ultimos tres rounds sobre  Chávez (28-2-1, 21 ko’s) y manejó la pelea a su conveniencia, a su antojo. Controló el ritmo y le intensidad, la distancia y hasta el tipo de pelea. Cuando el “Maromerito” quiso fajarse, se fajaron, y cuando quiso boxear, manejó piernas, cintura y sobre todo, su mano izquierda, como un boxeador grande.

A pesar de tener clara desventaja en estatura, el “Maromerito” tomo la iniciativa hasta con jabs y volados, golpes largos que generalmente, los gana el peleador de mayor tamaño. Con su experiencia, Páez hizo fallar muchos golpes a Omar, y cuando sentía que quedaba mal parado, se le encimaba.

publicidad

Los buenos momentos de Chávez, los contestaba Páez con ráfagas de hasta cinco golpes efectivos, a gran velocidad y con ambas manos.

Páez aguantó el ritmo intenso de la contienda y Omar siempre navegó contra corriente. Cuando el “Maromerito” resentía los efectos de un golpe, respondía. Cuando a Omar lo ponían mal, se quedaba contra las cuerdas y se apuraba a salir con pasos laterales, pero con mucho castigo recibido.

Después de diez rounds de un boxeo efectivo, de muchas fintas, de pelear muy técnico, muy fajador y muy “juguetón”, cambiando la estrategia, el ritmo y el estilo minuto a minuto, Jorge Páez se llevó una merecida, clara e inobjetable victoria por decisión unánime, con puntuaciones de 96-94 en las tarjetas de los tres jueces, traídos de la Comisión Atlética de California, al igual que el réferi.

El hijo de Julio Cesar Chávez lució tranquilo, maduro y muy profesional tras darse a conocer el veredicto que lo daba como derrotado.

“Nunca pude entrar en ritmo, me sentí muy amarrado y Jorge hizo una gran pelea, boxeo muy bien, perdí bien y lo que me deja tranquilo es que fue una gran pelea y la gente salió contenta, cumplimos cuando ambos dijimos que daríamos un gran espectáculo”, dijo Omar.

Sobre el ring y micrófono en mano, Jorge Páez Jr. agradeció el apoyo del público y dijo que el titulo recién logrado lo dedicaba a los aficionados que se dieron cita en Tijuana para estar con él.

“Gracias, este título es por ustedes, por ustedes estoy aquí y por ustedes gane”, comentó.

Después amplió su declaración en conferencia de prensa.

“La experiencia fue la diferencia, la diferencia se notó. Gané round por round y cuando bajábamos el ritmo lo hacíamos para hacerlo entrar en nuestra pelea, no me falto aire ni condición y la muestra está en que cerré muy fuerte la pelea, precisamente cuando él creía que ya me había cansado”, dijo Páez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad