Boxeo

Jerwin Ancajas, el nuevo Manny Pacquiao y posible devorador de mexicanos

La sensación filipina convenció en su debut en los Estados Unidos con un nocaut sobre el mexicano Israel González.
4 Feb 2018 – 5:19 PM EST

Las comparaciones con su compatriota, Manny Pacquiao, son inevitables. El estilo desordenado, quizás un poco más educado, pero apabullante de Jerwin Ancajas es muy similar al ataque que caracterizó al 'Pac-Man' en sus inicios cuando irrumpió en el boxeo desde los pesos más pequeños para adueñarse del deporte.

Jerwin Ancajas (29-1-1, 20 KOs) debutó este sábado en los Estados Unidos con el pie derecho, en la velada protagonizada por el 'Zurdo' Ramírez, y cumplió las expectativas de aquellos que se dieron cita en el American Bank Center de Corpus Christi, TX, para ver en acción el llamado nuevo Manny Pacquiao.


El campeón supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) defendió su cetro en 10 episodios ante el mexicano Israel González (21-2, 8 KOs), quien visitó la lona hasta en cuatro ocasiones durante la contienda.

A pesar de la cortísima carrera de Ancajas en territorio estadounidense y los escasos peleadores de nacionalidad mexicana a los que se ha enfrentado (dos) y vencido, el apodado 'Pretty Boy' ostenta solamente un descalabro en su natal Filipinas y se encuentra en una división donde las presencia de peleadores azteca es siempre garantía.


Al igual que Pacquiao, quien antes de ascender a la fama del boxeo ya contaba con dos derrotas en su haber, Ancajas posee el mismo ímpetu para hacerse de un nombre en el pugilismo. Como si fuera poco, el 'Pretty Boy' entrenó en el gimnasio Wild Card, famoso por ser el lugar de entrenamiento del 'Pac-Man' de donde surgió para convertirse en uno de los peleadores históricos de este deporte.


Jerwin Ancajas tiene un futuro brillante por delante, pero si tiene en mente heredar el legado de Pacquiao primero tendrá que limpiar la categoría supermosca que luce complicada con nombres como Naoya Inoue, Srisaket Sor Rungvisai, Juan Francisco Estrada, Carlos Cuadras, y Román González.