Boxeo

¡En exclusiva! Mauricio Sulaimán y su visión de la Canelo vs. Golovkin 2

El presidente del CMB charló en exclusiva con Univision Deportes y reveló varios detalles rumbo a la pelea del 15 de septiembre.
4 Sep 2018 – 4:36 PM EDT

Mauricio Sulaimán, el presidente del Consejo Mundial de Boxeo llega a las oficinas de Univision Deportes en México con el cinturón Adolfo López Mateos, la presea conmemorativa que se le entregará al vencedor de Saúl ‘Canelo’ Álvarez vs. Gennady Golovkin. Es un hombre sencillo a pesar de que es el comandante del organismo de boxeo más importante del planeta.

Se sienta y cordialmente comienza a dialogar, en el fondo colocamos el cinturón hecho por artesanos chiapanecos que es espectacular y comenzamos a dialogar sobre lo que se viene, una pelea memorable entre dos de los principales boxeadores del momento… pera él no hay duda, el vencedor será el mejor pugilista del planeta.

El cinturón conmemorativo es un legado del CMB para el mundo, se le entrega a quienes tengan un combate en mayo o en septiembre, pero Canelo se negó a aceptarlo cuando peleó contra Chávez Jr. en mayo de 2017. Hoy las cosas parecen muy distintas, las rencillas entre Saúl y el organismo parecen dirimidas.


La pelea entre el jalisciense y el kazajo resulta atractiva por varios temas extraring que permearon el nuevo combate, resalta el positivo por clembuterol de Álvarez, que postergó el combate que debía realizarse en mayo pasado. Situación que le valió miles de críticas por parte de otros colegas, incluido Gennady Golovkin, quien le llamó tramposo. Para Sulaimán ese doping positivo no debe afectar la reputación ni el legado del oriundo de Juanacatlán.

“No creo, quien lo critica y quien lo quiere ver de forma negativa siempre lo va a hacer. Lo criticaban por ser güerito, por ser pelirrojo, por tener pecas, por tener una novia guapa, por ser exitoso, por ser buen boxeador, por ser campeón. Siempre habrá un sector que le verá lo negativo al Canelo. Se demostró claramente que ese tema del clembuterol no fue dopaje fue por contaminación de alimentos. Después de ese doping positivo ha sido sujeto de muchísimas pruebas más y en todas ha salido negativo. Yo me quedo con el boxeador, con su honorabilidad…yo no siento que el Canelo sea tramposo. Lo respeto y espero que el 15 de septiembre gane o pierda se reencuentre con la afición porque no es justo que se le ataque de esa forma”, finaliza Sulaimán.


El desempate podría convertirse en una trilogía, por la calidad de los boxeadores, por la popularidad que tienen, por los títulos en juego. Así como Márquez y Pacquiao vivieron una tetralogía memorable, pensar en más combates entre Canelo y GGG no es descabellado; pero el sueño de muchos fans sería verla en el Estadio Azteca ante miles de personas y eso es algo que Sulaimán respalda. Al igual que su padre José ,- q.e.p.d.-, la idea de una pelea en el Coloso de Santa Úrsula también es un deseo de Mauricio, aunque reconoce que cerrar el combate en tierra mexicana es complicado.

“Definitivamente sí, no nada más el Azteca, también la Plaza de Toros México… el Azteca hacer lo que Julio César Chávez logró es muy ambicioso. Canelo-Golovkin en una tercera, sin duda alguna, sería un lleno en México, pero si se requiere que exista el interés de la iniciativa privada, de las autoridades, de las televisoras, de los boxeadores, de los promotores”, apunta Sulaimán.

Uno de los motivos que favorece la posibilidad de tener un combate espectacular es que los dos quieren quedarse con el reinado del mejor boxeador del mundo. Terminar con las dudas de las polémicas tarjetas, con golpes que rayan la perfección aderezados con cuestionamientos desde ambas partes. La rivalidad es auténtica asegura Sulaimán.

“Van a salir chispas, se traen un coraje como antes no se veía, un pique natural, nada inventado. El tema del clembuterol, el tema de los vendajes, de los guantes. Va a ser algo muy interesante”, concluye el directivo.

La entrevista ha terminado, con la misma sencillez que se presentó, el directivo se retira. A Mauricio Sulaimán le acompaña su asistente, Alex, quien con cuidado toma el cinturón Adolfo López Mateos que engalanó nuestra charla. La presea simbólica envuelve más que un pleito de peso medio, representa a los amantes del boxeo… ha llegado el momento de esperar para volver a ver el hermoso cinturón con vivos en verde y oro. La siguiente vez que lo veamos será en Las Vegas y aquel que ostente quedárselo deberá ganarlo con esfuerzo, valentía y sangre en el ring de la T Mobile Arena.


Más contenido de tu interés