publicidad

Antonio DeMarco ganó en su regreso al cuadrilátero

Antonio DeMarco ganó en su regreso al cuadrilátero

Antonio DeMarco y Daniel Rosas lograron victorias impactantes en las contiendas estelares en la Arena Tecate de Tijuana

TIJUANA - Antonio DeMarco y Daniel Rosas lograron victorias impactantes en las contiendas estelares en la Arena Tecate de Tijuana.

 DeMarco sacó a relucir sobre el ring todo lo que se le conocía. Boxeo elegante, precisión en su golpe, resistencia, contundencia y sobre todo, paciencia.

En ruta a una nueva oportunidad por el campeonato mundial, “Tony” DeMarco (29-3-0, 26 ko’s) logró una importante y lucidora victoria sobre el colombiano Fidel Monterrosa (31-8-0, 25 ko’s) a quien noqueo a los 1:21 minutos del quinto round, luego de no levantarse en condiciones de seguir peleando tras una segunda caída.

Monterrosa tuvo sus buenos momentos, inclusive le llegó a meter las manos a un DeMarco muy concentrado y esperando su momento. En el tercer round, un choque de cabezas accidental, cuando ambos entraban a la pelea en corto, provocó una hinchazón sobre el pómulo derecho de Monterrosa y una herida escandalosa, aunque no peligrosa, en la frente de DeMarco, sobre su ojo izquierdo.

El mochiteco-tijuanense sabía que esa cortada podía ocasionarle problemas, por lo que decidió ser más intenso en su ataque, más agresivo, aunque sin desbocarse.

Al finalizar el cuarto round, una combinación de gachos de DeMarco, arriba de derecha y abajo de izquierda, lastimó al colombiano, aunque la campana vino en su rescate.

Pero el asalto siguiente sería el definitivo. DeMarco aprovechó su alcance para boxear a la distancia y conectó una combinación de upper de derecha y gancho de izquierda al mentón para que el colombiano se fuera a la lona después de un abrazo. El desenlace vino en el remate. Tres golpes de DeMarco abajo, uno de derecha a las costillas, uno de zurda al hígado y otra zurda larga, en plena boca del estómago, pusieron a Fidel de rodillas en la lona, y a pesar de haberse levantado a la cuenta de 9, el réferi Juan José Ramírez ya no le permitió continuar en la contienda.

publicidad

La victoria de DeMarco fue también emotiva, pues al despedirse de la afición, agradeció hacia los cuatro lados del ring y con lágrimas en los ojos, se abrazó con los integrantes de su esquina, que son Rómulo Quirarte y sus hijos, que son a la vez abuelo y tíos de sus hijas, así como de su padre, quien lo acompañó para esta pelea.

Daniel Rosas salió al ring directo a lo que iba, sin contemplaciones. A tirar golpes. A noquear.

Y lo logró tan pronto como un poderoso gancho de izquierda se estrelló, preciso y contundente, en el botón de la mandíbula de Roberto “Azabache” Castañeda, quien se fue desmadejado a la lona, de espaldas, incluso rebotando su cabeza contra la lona. Así de contundente fue el golpe, uno solo, y con ese, el “Bad Boy” Rosas (16-0-1, 11 ko’s) noqueó a los 11 segundos del segundo asalto al “Azabache” Castañeda (20-4-0, 15 ko’s) llevándose el reconocimiento y una tremenda ovación del público tijuanense, que hizo gran entrada en la Arena Tecate.

Rosas arriesgó ante un rival de mayor alcance, pero la noche del sábado estaba decidido que al estilo “Bad Boy”, a “bayoneta calada”, es como Rosas pelearía y decidiría el combate. Su rival, Roberto Castañeda, le siguió el juego y también quiso intercambiar golpes, y lo pagó muy caro.

En el primer round, Rosas metió varios golpes de poder, pero Castañeda también hizo retroceder al “Bad Boy” en par de ocasiones. Esto motivó al “Azabache” a plantarse en el centro del ring en busca del “toma y daca”, pero muy rápido, en los primeros segundos del segundo asalto, la definición fue de un solo golpe.

Rosas, participante del “Reality Show” de TV Azteca, “La Isla”, dejó esa sensación en Tijuana de que ya está listo para disputar un campeonato del mundo y que cuantas veces vuelva a presentarse en esta plaza, el público le responderá. Su boxeo, su pegada y los desenlaces de sus peleas son imperdibles.

Raúl Hirales Jr. mostró su boxeo, sus finos movimientos sobre el ring así como su velocidad y precisión, para imponerse por decisión unánime a Carlos “Carnicero” Medellín en una entretenida pelea a 8 asaltos en peso Supergallo.

Hirales (19-2-0, 8 ko’s) fue quien llevó la iniciativa, quien dictó el ritmo y la distancia, aunque Medellin (20-15-0, 16 ko’s) siempre fue peligroso, sobre todo cuando la pelea se llevaba a la corta distancia, y cuando ocasionalmente, Hirales quedaba contra las cuerdas.

Al final de ocho rounds de táctica y técnica, de un boxeo efectivo y sin arriesgar de manera innecesaria, Hirales se llevó una clara y merecida victoria por decisión unánime, con las puntuaciones de los tres jueces coincidiendo en 79-73.

En resultados preliminares, el mundialista amateur y medallista Panamericano por Colombia, Oscar Negrete (3-0-0) sufrió para mantener su invicto y tuvo que recurrir a todo su talento y agresividad para sobreponerse a dos puntos que le descontaron por golpes bajos, para imponerse por decisión dividida (57-55, 56-55, 55-58) al capitalino Jesús Domenech (5-3-0, 4 ko’s) en pelea a 6 rounds en peso Gallo.

publicidad

Por su parte, el tijuanense Mario “Destroyer” Lara (5-10-0, 1 ko) lo volvió a hacer y en su calidad de “calador”, logró una victoria, clara y merecida,  por decisión unánime (59-55 en las tarjetas de los tres jueces) sobre el jalisciense Francisco “Marro” Pérez (7-4-0, 5 ko’s) en combate de mucha acción programado a seis rounds en peso Mosca.

El venezolano Juan “Niño” Ruiz Prado (11-0-0, 6 ko’s) exhibió potencia y precisión para imponerse a los 2:32 minutos del primer round a José Luis “Pepe el Toro” Vázquez (5-6-0, 3 ko’s) en combate a 6 asaltos en peso Welter. A 4 en Supermosca, Anthony Reyes (2-0-0) venció por decisión dividida a Jesús Zavala (1-2-0) y a 4 en Superwelter, Alan “Muñeco” Zavala noqueo en el tercer round a Rubén Porras.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad