publicidad
Pedro Martínez, simplemente Pedro.

Top lanzadores latinos históricos: 2. Pedro Martínez

Top lanzadores latinos históricos: 2. Pedro Martínez

En honor al Mes de la Herencia Hispánica, la MLB consultó a un grupo de expertos e historiadores del beisbol latino para crear la lista de los 5 mejores lanzadores latinos de la historia en Grandes Ligas.El # 2 es...

Pedro Martínez, simplemente Pedro.
Pedro Martínez, simplemente Pedro.

En honor al Mes de la Herencia Hispánica, la MLB consultó a un grupo de expertos e historiadores del beisbol latino para crear la lista de los 5 mejores lanzadores latinos de la historia en Grandes Ligas. Solamente jugadores retirados fueron considerados para esta compilación de la que hoy te presentamos, al número 2.

Buscando palabras para describir al recientemente retirado Pedro Martínez, el historiador de béisbol Rob Ruck dijo: “Lo que destaca más que nada, en mi opinión, es el compromiso fuera de los diamantes de Pedro para hacer lo que fuera mejor para República Dominicana. Creo que dejará una marca tan grande dentro del diamante como fuera de él, gracias a su trabajo con los jóvenes de Manoguayabo, su ciudad natal, y como embajador de su país y el béisbol dominicano”.

publicidad

¿Cómo poner la carrera de este extraordinario pitcher en perspectiva? ¿Por dónde comenzar? 

Comencemos con sus 219 victorias, ocho apariciones en el Juego de Estrellas, tres premios Cy Young, una Triple Corona de Pitcheo de la Liga Americana y aún más importante: ser el único pitcher hispano en lograr 3,000 ponches, la cereza del pastel a su impresionante currículum.

Firmado por los Dodgers de Los Ángeles como agente libre en 1988, Martínez debutó en Grandes Ligas el 24 de septiembre de 1992. Jugaría para otros cuatro equipos " los Expos de Montreal, Medias Rojas de Boston, Mets de Nueva York y Phillies de Philadelphia " pero en sus 18 años de carrera, sus siete temporadas con el uniforme de Boston fueron los más inolvidables, incluso podría decirse que mágicos, y cimentaron su reputación como uno de los más grandes de la historia.

“No sabría como describir a Pedro en pocas palabras”, dijo Jason Varitek, su antiguo cátcher. “Él es probablemente el pitcher más competitivo que he tenido. Tenía un repertorio de lanzamientos irreal. Tenía una habilidad sin precedente para ver todo como en cámara lenta y controlar el juego desde el montículo”.

Uno de los momentos icónicos de su carrera fue en la Serie Divisional de 1999. Algunos historiadores lo marcan como uno de los mejores juegos que lanzó en su carrera. Había iniciado el primero de la serie, pero tuvo que abandonarlo por una lesión en la espalda. Con la serie en la tablita y el marcador empatado 8-8 después de tres entradas, Martínez estaba listo. Tras su lesión, él sabía que si quería ganar, tendría que reinventarse a sí mismo.

Lo hizo. Martínez, entrando de relevo en la cuarta entrada, lanzó una mezcla de lanzamientos lentos que mantuvo a ‘La Tribu’ en cero. Lanzó seis entradas sin permitir imparable, liderando a los Medias Rojas a ganar su primer serie en postemporada desde 1986.

Sorprendentemente, con todos los logros que acumuló a lo largo de su carrera, los únicos que se le escaparon fueron el juego perfecto y el sin hit, del que estuvo cerca.

Aún así, nadie podrá olvidar a los Medias Rojas del 2004 con Martínez después de su increíble regreso en la Serie de Campeonato en contra de los Yankees de Nueva York y la subsecuente barrida a los Cardenales de San Luis en la Serie Mundial. Gracias a una gran aportación de Martínez, la ‘Maldición del Bambino’, de casi 100 años, se había roto.

“Más allá de lo que logró, destaca la manera en que lo hizo, se divertía jugando al béisbol”, dijo Uri Berenguer, quien transmitió la Serie Mundial del 2004 en español para Boston. “Era un tipo despreocupado y bromista que cuando subía al montículo, era el mejor del oficio”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad