publicidad
Thome se convirtió en el octavo miembro del selecto club de los 800 cuadrangulares.

Opinión: Thome y el club de los 600, ¿quién sigue?

Opinión: Thome y el club de los 600, ¿quién sigue?

Jim Thome conisguió entrar en uno de los clubes más selectos de las Grandes Ligas, el club de los 600 cuadrangulares, y lo hizo sin sospechas ni asteriscos, simplemente habilidad.

Thome se convirtió en el octavo miembro del selecto club de los 800 cuad...
Thome se convirtió en el octavo miembro del selecto club de los 800 cuadrangulares.

No hay actividad más complicada en el mundo de los deportes que batear una bola lanzada a 90mph. Especialmente porque los lanzadores la tiran alejada del cuerpo del bateador, o buscando aquellos rincones de donde sacar el bat es imposible.

Y tan solo estoy hablando de hacer contacto con la pelota, batear en cuadrangular es mucho más difícil. Luego entonces, si batear uno es difícil, imaginese bateando 600. Esa es una tarea tan monumentalmente complicada, que solo 8 jugadores lo han hecho en 112 años de historia de las Grandes Ligas.

El último de ellos, es un jugador que no goza de los reflectores, ni la fama, ni el arrastre histórico de sus predecesores, pero es tanto o más efectivo que ellos, necesitando menos turnos al bat que 6 de ellos para alcanzar esa marca: Jim Thome.

publicidad

Thome debutó en 1991 con los Indios de Cleveland, equipo con el que pasó 12 temporadas y bateó más de 300 jonrones, el primero de ellos ante los Yankees. Thome jugó también con Filis, Medias Blancas y Dodgers antes de aterrizar en Minnesota, la ciudad que lo vería entrar en la inmortalidad.

A sus 40 años, ya no es aquel jugador de cuadro que empezaría su carrera en la tercera base, pero se convertitía después en un prolífico inicialista, y ahora en un efectivo bateador designado, que se encuentra en octavo lugar de la lista de jonroneros en la historia, solamente 9 detrás del ya retirado Sammy Sosa.

Pero, ahora que ha alcanzado esta meta solo nos queda preguntarnos quién será el siguiente en unirse a este presitigioso club, cuyos miembros son Barry Bonds (762), Hank Aaron (755), Babe Ruth (714), Willie Mays (660), Ken Griffey, Jr. (630), Alex Rodriguez (626 y contando), Sammy Sosa (609) y Jim Thome (600).

La respuesta es simple. De los jugadores en activo, solamente Albert Pujols pinta como candidato para llegar a esa cifra, e incluso él aún no llega ni a los 500, aunque a esa marca seguro llegará en los próximos dos años. Entonces, Pujols tendrá 33 años y, suponiendo que logre extender su carrera a los 40, tendría 7 años para conectar otros 100, lo que con sus números parece muy probable.

Detrás de él queda casi nadie. Aquellos en activo que cuentan con más de 400 bambinazos tienen ya cerca de 40 años, y ya no tienen la productividad que solían presumir hace 10 años. Chipper Jones, Vladimir Guerrero y Andruw Jones tendrán suerte si logran entrar al club de los 500 antes del retiro, y el de los 600 se antoja imposible para ellos.

Así que los que pudimos ver, por televisión o en el estadio, a Thome pegar el cuadrangular que podría enviarlo al Salón de la Fama, debemos sentirnos afortunados, porque presenciamos un poco de historia, y seguramente no volveremos a ver a alguien llegar a esa marca en al menos cinco años más.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad