Atletismo

Eliud Kipchoge: el más grande maratonista del mundo en los últimos 50 años

Al haber roto el récord mundial del maratón, el keniano Eliud Kipchoge acumuló el último logro que le faltaba a una carrera de leyenda como fondista.
16 Sep 2018 – 3:35 PM EDT

Los amantes del atletismo debemos sentirnos privilegiados de haber visto recientemente al mejor velocista de todos los tiempos y ahora al mejor fondista en el último siglo.

La victoria de Eliud Kipchoge en el Maratón de Berlín terminó una espera que se fue un poco más allá de lo esperada por un nuevo récord mundial para un corredor que es imbatible y al que solo le faltaba estar en lo más alto de la lista de los mejores tiempos de la historia.

Kipchoge detuvo el cronómetro en 2 horas. un minuto y 39 segundos, para batir el récord mundial por 78 segundos, una barbaridad a esas alturas. Cualitativamente similar a la manera en la que Usain Bolt rompió las plusmarcas de los 100 y 200 metros planos en su momento.

Además, en una prueba no oficial y patrocinada por una empresa textil, se quedó a 25 segundos de romper la barrera de las dos horas en la distancia.

La carrera del africano se acerca a la del que es considerado el mejor en la historia: el etíope Abebe Bikila, el único que ha logrado ganar el maratón olímpico en dos ocasiones -Roma 1960 y Tokio 1964- y en su momento tuvo también el récord del orbe.

Kipchoge es el campeón olímpico vigente, un palmarés que en las últimas décadas le ha sido esquivo a los maratonistas más dominantes de su momento. Tuvo una carrera destacada en las pruebas de fondo de pista en la década pasada, que le valió el bronce en los 5 mil metros planos de Atenas 2004 y la plata en Beijing 2008, pero sus mayores logros llegaron cuando dejó el tartán por el asfalto.

En 2013 empezó su incursión en el maratón. Desde entonces ha corrido 11 veces la legendaria distancia y ha ganado 10 veces. La única vez que alguien ha cruzado la meta antes que él, fue en su debut, en la edición 2013 de Berlín, cuando Wilson Kipsang, de hecho, rompió la marca mundial.

En 2015 volvió a la capital alemana, en donde tuvo una de sus victorias más recordadas, cuando desde la etapa temprana de la carrera se le salieron las plantillas de sus tenis.

Al año siguiente, en Londres, fijó una marca del evento de 2h 03:05 y quedó a solo ocho segundos del récord mundial, sin embargo, por primera vez se vio que tenía al alcance la plusmarca, pues la ruta de la capital inglesa genera tiempos de entre 60 y 90 segundos más altos que el de Berlín por las características de la ruta.

Tras imponerse en Río 2016, en el siguiente calendario se esperaba su participación en Berlín para finalmente romper la marca mundial, pero su patrocinador lo invitó con otros fondistas a participar en el Breaking2, un circuito hecho a la medida en el autódromo de Monza, Italia, para correr el maratón en menos de dos horas, con condiciones, sin embargo, que no podían ser homologados como una competencia oficial.

Kipchoge se quedó a 25 segundos de la barrera de las dos horas y su periodo de recuperación le evitó competir en Berlín 2017, pero con el título olímpico y su racha invicta, su maratón 11, esta mañana, fue el momento ideal para finalmente asaltar la marca de Dennis Kimetto fijada en la misma ciudad en 2014.

Con 33 años, quizás el único pendiente del keniano es ganar el Campeonato Mundial, en el que nunca ha participado, al menos en el 42K. La oportunidad vendría el próximo año en Doha.

RELACIONADOS:Atletismo

Más contenido de tu interés