publicidad
Un comerciante fue atacado en junio del año pasado en una gasolinera de Arlington, en una serie de robos contra vendedores de joyas.

Fugitivo con máscara de esqueleto es parte de una red de ladrones de joyas en Texas

Fugitivo con máscara de esqueleto es parte de una red de ladrones de joyas en Texas

Cinco latinos están acusados de acechar joyerías para identificar a comerciantes de diamantes y luego robarlos. Una de las víctimas murió tras ser arrastrada por un auto, mientras intentaba recuperar su valija. La mayoría de los sospechosos fueron arrestados en Colombia.

Hombre con máscara de esqueleto asalta a comerciante de diamantes en Arlington Dallas: KUVN

DALLAS, Texas. - Muhammad Saeed Shaikh, un paquistaní de 41 años de edad, vino al norte de Texas como parte de su negocio de joyería y metales preciosos.

El comerciante estaba en la tienda de una gasolinera Shell, en el aeropuerto internacional Dallas-Fort Worth, cuando vio que le robaban una valija de su auto. Eran alrededor de las 2 p.m. del 9 de junio del 2016.

Intentó detener a los ladrones y se lanzó hacia el auto, dejando parte de su cuerpo afuera del vehículo, que arrancó con él guindando.

Pero lo que a primera vista podría parecer una crimen aleatorio, resultó ser un delito bien planeado por una red criminal, que terminó costándole la vida a Shaikh, según las autoridades.

Esta semana, más de un año después de la muerte de Shaikh, el Departamento de Justicia anunció el arresto de cinco personas, con el apoyo de la policía de Colombia.

“Este grupo de ladrones extremadamente peligroso es parte de una organización más grande de robo que ha asaltado a integrantes de la industria de la joyería en todo el país por varios años”, señaló el martes el abogado de la fiscalía federal en el norte de Texas, John Parker, en una nota de prensa.

Los acusados son: Pedro Louis Álvarez, de 32 años de edad, de Honduras, y los colombianos Johnnattan Ramírez, de 35 años de edad; Robert Riveros, de 25 años; Eslevy Vargas-Avila, de 27 años; y Catherine Contreras-Beltrán, de 28 años.

publicidad

Shaikh, el comerciante muerto, estaba casado y tenía a dos hijas pequeñas según un reporte del Star-Telegram. Se dedicaba al comercio del oro, detalló la publicación local The Jago Times. No fue el único joyero atacado en el norte de Texas, según documentos judiciales.

A otro comerciante lo habían asaltado en una gasolinería de Arlington el 2 de junio, mientras Ramírez portaba una máscara de esqueleto y un arma. Le quitaron una balanza y un calibrador de diamantes, entre otras cosas, señala la acusación.

En el video grabado por las cámaras de seguridad se ve al comerciante forcejeando con un hombre, mientras intenta huir al interior de la tienda de la gasolinera.

Vigilancia y asalto

En la formulación de cargos se detalla otro robo ocurrido en Garland en abril del 2016, en el que le quitaron una cámara Nikon a otra víctima.

Las autoridades sostienen que los imputados vigilaban una joyería en Richardson para identificar a comerciantes que podrían robar, cuando se decidieron por Shaikh y lo siguieron a la gasolinera.

Los ladrones intentaron deshacerse del comerciante, que quedó guindando de una ventana del auto, manejando erráticamente y golpeando a otros vehículos.

Cuando llegaron a un complejo de apartamentos, lo retiraron del auto y le cayeron a golpes, según el documento acusatorio. Shaikh murió luego.

A los otros dos comerciantes los habrían seleccionado igual que a Shaikh.

Huyeron a Colombia

Semanas después de la muerte del paquistaní, el primer sospechoso, Álvarez, fue arrestado en Nueva York. Los otros fueron detenidos entre diciembre y el 19 de julio de este año en Colombia, con ayuda de las autoridades locales.

Están acusados de varios cargos, incluido el de interferir con el comercio mediante un robo y usar un arma de fuego durante un crimen violento. Podrían ser sentenciados a cadena perpetua.

Estos grupos de ladrones que tienen en la mira a comerciantes de joyas son metódicos y generalmente los ladrones están armados. Llevan décadas operando, según el sitio del Buró Federal de Investigaciones.

Cuando Nueva York era la ciudad más sangrienta del mundo: 15 fotos antiguas de crímenes
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad