null: nullpx
Corp Test Videos

twet article test

description twet article test
20 Nov 2018 – 2:58 PM EST

Tan pronto Brad Weldon oyó las alarmas de incendio supo que solo había una cosa que tenía que hacer: había que dejar todo atrás y evacuar su casa en segundos. Sin embargo, esa idea que parecía tan imposible de refutar ante el gran peligro que representaba el fuego que se esparcía ya muy cerca del vecindario, no convenció a su mamá Norma, quien inmóvil, ciega y de 90 años, decidió que no había ningún lugar al que su hijo la pudiera llevar. Si iba a morir, su deseo era que pasara en su casa.

Ante la reticencia de la madre, Brad Weldon y su amigo Mic McCrary no tuvieron más remedio que desafiar los protocolos que los bomberos han dado en toda la zona y quedarse y combatir con sus propios medios las llamas.

Usaron mangueras, cubetas que llenaron una y otra vez, mantas, era desafiar un gigante con lo que tenían. “Un poco demente, pero lo logramos”, le dijo el hombre al periódico local San Francisco Chronical.

Paradójicamente, su patio es el único que conservó algo de verdor, su casa la única del barrio que quedó en pie. Ahora, gracias a la obstinación de su madre, algunos vecinos tendrán un lugar en donde pasar la noche. Brad Weldon está dispuesto a acogerlos.
PUBLICIDAD


RELACIONADOS:Corp Test Videos
Publicidad