null: nullpx
Contenido Patrocinado

La presión arterial alta puede estar afectando tu salud sin que lo notes: ¿cómo saber si la sufres?

Hay condiciones de salud que no discriminan y terminan afectando la salud general de cualquier persona. Una de ellas -muy peligrosa- es la presión arterial alta, cuya principal característica es que no presenta muchos síntomas, pero puede afectar diferentes órganos de tu cuerpo.
24 Mar 2017 – 11:37 AM EDT



La presión arterial alta, conocida también como hipertensión, puede ocasionar males irreversibles como la insuficiencia renal, lesiones en los ojos, y, lo peor de todo, es que puede ser la causa de ataques cardíacos o derrames cerebrales que, como sabes, ocasionan serias consecuencias a corto, mediano y largo plazo.

La realidad es que la presión arterial alta puede estar afectando tu salud sin que lo notes, pero puede haber algunas señales -casi imperceptibles- a las que debes poner atención:

* Palpitaciones en la cabeza o en el pecho

* Mareos sin razón

* Malestar en el pecho o dificultad para respirar

* Dolor, calambres o entumecimiento en las piernas y los pies

* Pérdida de la memoria y/o falta de concentración

Numerosos estudios hechos en los últimos 10 años en los Estados Unidos demuestran que casi un 30% de la población sufre de presión arterial alta, pero la mayoría de las personas solo se dan cuenta cuando hay consecuencias graves, ya que muchas personas ni siquiera notan algunos de los síntomas antes mencionados.

No permitas que la presión arterial alta te tome por sorpresa

Buenos hábitos pueden evitar complicaciones mayores en el futuro y lograr que la presión arterial se mantenga en niveles saludables.

La presión arterial sube cuando la sangre no puede ser bombeada con normalidad a través de las arterias y venas capilares, porque algunas de ellas están bloqueadas. Es el nivel de fuerza que tiene que hacer el corazón para bombear ese fluido sanguíneo que determina la presión arterial.


Entérate en el consultorio médico o en tu hogar si sufres de presión arterial alta haciéndote la prueba con los monitores diseñados para ello específicamente.

En las farmacias Walgreens, por ejemplo, puedes encontrar esos aparatos para medir la presión arterial en los estantes y sin receta medica. Los farmacéuticos de Walgreens te pueden ayudar a aclarar tus dudas acerca de cómo usar esos aparatos de forma correcta y con qué frecuencia debes medir tu presión arterial.

También es recomendable, y a la larga saludable, acudir al médico para que él mismo te haga chequeos médicos y te deje saber a ciencia cierta cómo está funcionando tu cuerpo en su totalidad.

En la prevención está el mejor secreto para evitar la presión arterial alta y disfrutar de una buena calidad de vida

Hay maneras de controlar la presión arterial alta y, para ser francos, son muy fáciles de poner en práctica.

La realidad es una: tu cuerpo funciona según tu alimentación

Hay comidas como las frituras, las grasas, las harinas y los dulces que pueden ser las delicias de muchos, pero también son dañinas para tu salud cuando se consumen en exceso, además, no van de la mano con el concepto de una alimentación sana.

Cuando el cuerpo humano ingiere grasas en exceso, estas grasas se acumulan en las arterias tapándolas y ocasionando lo que te explicamos antes: que el corazón deba hacer un sobre esfuerzo para poder bombear la sangre.

Procura no comer alimentos fritos, sino asados a la plancha; evita las harinas y los dulces en exceso y sustitúyelos por jugosas frutas y vegetales que te aportan suficiente fibra. Toma abundante agua y ¡dile no a las bebidas azucaradas!

Ah, ¡ni qué decir del cigarrillo! Ese es -literalmente- un veneno para tu cuerpo y uno de los grandes enemigos de una presión arterial saludable. Por favor, evítalo a toda costa. Hay muchas ayudas y herramientas que puedes usar para que, por fin, dejes de fumar.


¡Hay que moverse, moverse, moverse!

Una vida sedentaria es otra gran causa de presión arterial alta porque el corazón, que es un músculo, no recibe la estimulación que necesita para que se mantenga fuerte.

Lo recomendable es tener una vida activa, donde aproveches tu tiempo de forma adecuada para poder incorporar el ejercicio físico. Qué tal si caminas unas cuantas cuadras al supermercado, en lugar de ir en carro. Cambia las escaleras eléctricas y el elevador por las escaleras normales. En fin…¡muévete! Trata de bailar en casa, trotar por tu vecindario o hacer una rica caminata matutina en las cercanías de tu hogar. Notarás la diferencia y, de paso, mantendrás tu presión arterial en el nivel que corresponde.

Los suplementos que consigues en el mercado pueden ser tus grandes aliados

Los avances en la ciencia han permitido desarrollar muchos productos que te pueden ayudar a mantener una vida saludable.

Ejemplos que debes haber escuchado son el Omega 3 (que lo puedes encontrar como “Fish Oil” en la etiqueta), en algunos casos las aspirinas y, también, los suplementos ricos en fibra. Todos ellos pueden mejorar tu estado general de salud si se usan apropiadamente.

Aprovecha tu próxima visita a la farmacia Walgreens para que hables con un farmacéutico acerca de los beneficios que te pueden aportar estos y otros suplementos y conversa con él acerca de otras opciones que puedan ayudarte a mantener tu presión arterial ¡bajo control!