publicidad
Dos hermanas hondureñas aún no saben si podrán quedarse en Estados Unidos

Dos hermanas hondureñas se juegan su futuro en Estados Unidos en la era Trump

Dos hermanas hondureñas se juegan su futuro en Estados Unidos en la era Trump

Las jóvenes fueron víctimas de abuso sexual de parte de un familiar y han solicitado asilo político en el país. Hace unas semanas recibieron una notificación de ICE de que su caso sería revisado de manera expedita y deberán presentarse ante un juez en Chicago este jueves.

Dos hermanas hondureñas aún no saben si podrán quedarse en Estados Unidos
Dos hermanas hondureñas aún no saben si podrán quedarse en Estados Unidos

Por Viviana Ávila

CHICAGO, Illinois. El futuro de dos hermanas hondureñas está en manos de un juez de inmigración en Chicago, que este 10 de agosto tendrá la última palabra sobre un caso de asilo político que las jóvenes solicitaron.

Las hermanas Angélica y Nicole, de 21 y 17 años de edad, quienes pidieron que no usáramos su apellido por razones de seguridad, emprendieron su travesía a Estados Unidos en 2013. Las jóvenes aseguran que huyeron del abuso sexual al que fueron sometidas por parte de un familiar y de la violencia que azota su país.

"Yo tenía 17, mi hermana tenía 13 años. Fue una travesía muy difícil. Mi mami pagó 8 mil dólares para que nos trajeran. Llegamos a la frontera con Texas, estuvimos en un lugar al que llaman ‘hieleras’, donde hay muchos niños también. Luego nos mandaron a una casa hogar. Ahí estuvimos por 23 días, y luego nos pudimos reunir con mi mamá", cuenta Angélica, en entrevista con Univision.

Las hermanas hicieron parte de unos 70 mil menores centroamericanos que cruzaron la frontera solos entre el 2013 y 2014.

Desde su arribó a Waukegan, Illinois, ciudad localizada a unas 186 millas al suroeste de Chicago, las jóvenes manifestaron su temor de regresar a Honduras y solicitaron asilo político con la ayuda del abogado Christopher Helt, quien les ha prestado sus servicios de manera gratuita.

publicidad

De acuerdo con las entrevistadas, el 5 de abril del 2016, una juez le permitió quedarse en el país y les dijo que deberían presentarse de nuevo en corte en enero del 2018. Sin embargo, hace unas semanas recibieron una notificación de que su caso sería revisado de manera expedita.

Esta nueva cita ante inmigración, las tiene nerviosas frente a lo qué pueda suceder, teniendo en cuenta que las reglas para permanecer en el país han cambiado desde que asumió el poder el presidente Donald Trump.

"Mi temor es que nos regresen a mi país. Ahí nos pueden matar porque las personas que nos lastimaron allá ya se dieron cuenta que nosotras hablamos. Creo que ellos pensaron que nunca diríamos nada por miedo, porque a lo mejor hay otras personas que están pasando por lo mismo", dice Nicole refiriéndose al abuso. "¿Por qué nosotras tenemos que sentirnos culpables por lo que otras personas nos hicieron?"

Por su parte, la activista Julie Contreras de la organización LULAC en Waukegan, quien ofrece ayuda a estas jóvenes, comentó que "estas hermanas hondureñas son víctimas de violencia doméstica, de abuso sexual, tuvieron el valor de cruzar varias fronteras y reunirse con la mamá, a quien no habían visto en años. En este caso de asilo escucharemos los testimonios de unas sobrevivientes".

De acuerdo con Contreras, las hermanas han recibido ayuda psicológica para superar el abuso sexual al que fueron sometidas.

Estas jóvenes confían en que los hechos hablarán por sí solos ante el juez de inmigración y que su caso de asilo sea aprobado para poder seguir reconstruyendo sus vidas.

"Pienso que la vida es más fácil aquí. Hay trabajo, podemos estudiar, y tenemos los recursos para poder progresar", puntualizó Angélica quien junto a Nicole reza para que las cosas salgan bien mañana.

En fotos: El inmigrante hondureño atrapado en un limbo legal en Canadá
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad