publicidad

¿Sabe de qué está hecho su colchón antes de comprarlo?

¿Sabe de qué está hecho su colchón antes de comprarlo?

Si los colchones no tienen la etiqueta que indique están elaborados con partes usadas, los fabricantes podrían recibir una multa de hasta 10,000 dólares.

¿Sabe usted qué tiene adentro el colchón en el que duerme? Univision

Por Adriana Cardona Maguigad.

CHICAGO, Illinois. Comprar un colchón es más que adquirir un nuevo mueble para la casa, es encontrar la herramienta primordial que le va a ofrecer plena comodidad y descanso después de un largo día de trabajo.

A la hora de elegir el colchón perfecto, todos buscan algo diferente. Algunas personas buscan la comodidad, otros buscan su durabilidad y otros esperan encontrar algo económico. Pero más que eso, la gran mayoría esperan llevar a casa un producto para estrenar.

Pero no siempre es así, pues sin saberlo podrías adquirir un colchón que ha sido reconstruido con partes usadas.

En Chicago existen un sin número de lugares que ofrecen colchones a precios muy económicos. Puedes encontrar un colchón doble y aparentemente cómodo por menos de 100 dólares. Uno tamaño Queen por menos de 200 y a tus hijos les puedes hasta comprar un colchón sencillo por sólo 50 dólares.

¿Pero sabe en realidad que está metiendo en su casa a la hora de comprar un colchón ensamblado con partes usadas?

Para poder resolver esta pregunta, el equipo investigativo de Univision Chicago se dio a la tarea de visitar varias tiendas y hablamos con colchoneros al sur y al norte de la ciudad. Además, visitamos la fábrica Villegas Mattresses donde el dueño, Eligio Villegas, nos abrió sus puertas de su negocio para mostrarnos cómo es que él hace estos colchones.

publicidad

Villegas tiene una amplia fábrica al sur de la ciudad donde recicla materiales usados para manufacturar colchones nuevos y reconstruidos. Él va a tiendas como Macy’s o Ikea y recoge los productos que no se vendieron o que estuvieron en el mostrador y no se pueden vender. Además recibe colchones ya usados de varios hoteles.

Si el colchón de las grandes tiendas está en buen estado y es nuevo, Villegas dice que él lo arregla y lo revende. Pero si el colchón de un hotel está viejo y en mal estado, solo reúsa el alambre. El resto lo recicla, pero no en colchones, según explica.

“La parte usada es el resorte”, dice Villegas. “Después va la esponja y después va el material que usamos”.

Posteriormente, añade las telas y el resto del material es nuevo y por ley tiene que ser contra fuego.

“Hay mucha gente que a lo reconstruido nada más le ponen el forro arriba de otro usado, pero para mí, no puedo hacer eso, porque para mí eso es basura, no me siento a gusto para venderle a alguien así… en un (colchón) reconstruido, un 90 por ciento va nuevo”, cuenta Villegas.

Revise la etiqueta antes de comprar
Usado o nuevo por ley en Illinois todo colchón debe de llevar una etiqueta adjunta que indique de qué está hecho.

Si usted ha comprado un colchón sin esta etiqueta ha cometiendo un grave error, ya que no sabrá dónde y cómo se construyó.

Algunos colchoneros aseguraron que el resorte, es la única parte reusada y que pasa por un proceso de limpieza con un químico especial.

Algo que no es seguro. En Illinois y en la ciudad de Chicago no existen leyes que los obliguen a desinfectar el material y evitar la transmisión de enfermedades o chinches.

Un grave problema dice KB Lewis, dueño del negocio de exterminación que lleva su nombre, es que las chinches pueden infectar todos los componentes de una cama, incluyendo la cabecera, detrás de los marcos, las riendas, el resorte, la madera y hasta las ruedas de la base.

Además dice que algunas tiendas revenden colchones semi-nuevos, que antes habían sido comprados por un cliente, pero terminaron en devolución. Estos colchones, así hubiesen sido usados por alguien por un corto periodo de tiempo, podrían adquirir y transmitir chinches, si su antiguo dueño las tenía.

Según Orkin, empresa experta en control de plagas, la ciudad de Chicago ya no es la ciudad con más chinches en el país, pero sigue entre los primeros tres lugares.

Lewis y otros expertos como la Asociación Internacional de Productos para el Dormir dicen que todo material debería pasar por un proceso de desinfección antes de ser revendido.

En un comunicado, la asociación, que tiene presencia en 50 países alrededor del mundo, dijo que apoya las leyes de colchones y su aplicación y que todos los consumidores deben de saber si su colchón está seguro, limpio y que cumple con los estándares de las leyes federales y locales.

publicidad

Además, todos los colchones nuevos y usados deberían de estar sujetos a los mismos parámetros. Todos los productos usados deberían de estar desinfectados antes de ser revendidos.

Según la asociación, sólo 24 estados requieren dicho proceso en el país e Illinois no está entre ellos.

Faltan más regulaciones
Nuestro equipo investigativo obtuvo una lista de quejas con la ciudad de Chicago por parte de clientes en los últimos cinco años, que dicen haber encontrado chinches en sus colchones después de una compra. Algunos de estos negocios son: Mike’s Furniture, Rent-A-Center, Furniture Liquidators, Cook Brothers, Mattress Firm y Villegas Mattresses.

Quejas presentadas contra compañías colchoneras

Según la ciudad solo una de las dos quejas hacia Villegas Mattresses fue sustentada donde al cliente se le devolvió el dinero. Para evitar este tipo de incidentes, Villegas dice querer más asesoría por parte de la ciudad.

“A mí me encantaría que vinieran los inspectores y me dijeran, ‘mira eso está mal, hay que hacerlo así’ y yo lo hago de corazón, pero que visitarán a los demás negocios, porque hay muchos que no hacen las cosas como deben de ser, entonces es donde viene en problema y cuando la gente se espanta o pero es que tiene chinches o es colchón reconstruido, y ese es el temor de la gente que compra este colchón”, dice Villegas.

Samantha Fields, la Comisionada encargada del Departamento de Asuntos de Negocios y Protección al Consumidor de Chicago canceló su entrevista con Univision. El Departamento envió un comunicado donde dice que investiga cada queja, pero no entra en detalles de cómo vigila a los fabricantes para que cumplan las pocas leyes establecidas.

publicidad

Según el departamento, una violación de la ley de Illinois de Camas Seguras e Higiénicas es una violación a la Ley de Fraude de los Consumidores y Acto Engañoso del Estado, y por lo tanto cae bajo la ordenanza de fraude al consumidor de la Ciudad de Chicago.

Por lo tanto, el departamento requiere que:

· Las empresas no pueden anunciar o vender colchones restaurados como nuevos.
· Si el colchón no contiene todos los materiales nuevos, debe ser etiquetado como reacondicionado.
· Si se trata de un nuevo colchón, la etiqueta / etiqueta debe decir 'nuevo'.
· Si una empresa está vendiendo un colchón restaurado deben publicar un aviso cerca de del colchón de segunda mano que indica que el colchón se hace en su totalidad o en parte de material de segunda mano.
· El minorista también debe proporcionar un aviso por escrito de los mismos en varios idiomas a cada cliente / comprador.

Las tiendas de muebles y los minoristas de colchones que operan en la ciudad de Chicago están obligados a tener una Licencia de Negocios Limitados (LBL). Las empresas que no tienen una licencia adecuada pueden enfrentar multas de hasta 500 dólares. Las empresas con un historial de infestación de insectos/ chinches que no tienen registros de sus medidas de control de plagas enfrentan multas de hasta 1,000 dólares. Los colchones mal etiquetados y la falta de letreros requeridos llevan multas de hasta 10,000 dólares.

publicidad

Mientras tanto Villegas dice que, aunque muchos de sus colchones son reconstruidos, él trata de que sean lo más higiénicos posibles e invita a sus clientes a que si encuentran una chinche en uno de sus productos ”al instante le diría que lo eche a la basura y le regaló otro colchón”.

Para poner una queja con la ciudad si usted es víctima de fraude, puede entrar en este enlace de la ciudad de Chicago.

Para más información acerca de cómo comprar un colchón en la ciudad de chicago visite este enlace.

Lea también:

Relacionado
Chinches invaden Nueva York
La ciudad favorita de las chinches es...
De acuerdo con la firma Orkin, Chicago encabeza la lista de las 50 ciudades donde la empresa usó más tratamientos contra chinches en el país en el 2015.
¿Chinches en trenes de la CTA? Univision
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad