Asesinatos

Ya hay un detenido por el múltiple homicidio ocurrido en un restaurante al sur de Chicago

Según autoridades, el caso podría estar relacionado con represalias entre pandillas. En el incidente perdieron la vida dos hermanos de 20 y 19 años de edad.
5 Abr 2017 – 11:15 AM EDT

CHICAGO, Illinois. Maurice Harris, de 19 años de edad, enfrenta cuatro cargos de asesinato en primer grado por el homicidio de cuatro hombres ocurridos al interior de un restaurante en el barrio de South Shore, al sur de Chicago, el pasado 30 de marzo.

Según las autoridades, el acusado fue detenido el martes por la noche, cinco días después del tiroteo en Nadia Fish and Chicken, en el que perdieron la vida Emmanuel Stokes y Edwin Davis, de 28 y 32 años de edad, quienes murieron al interior del restaurante; y Dillon y Raheam Jackson, de 20 y 19 años, quienes fallecieron afuera del lugar.

De acuerdo con reportes, los dos hermanos corrieron cuando empezó el tiroteo, pero ambos fueron heridos de muerte. Uno al frente del negocio y otro detrás del local localizado en el 2700 de la East 75th St. Los hermanos estaban visitando a su madre, quien trabajaba en el sitio.

El médico forense del condado de Cook declaró a los cuatro hombres muertos en la escena.

El motivo detrás del tiroteo de acuerdo con el vocero de la policía de Chicago podría ser represalia por un incidente relacionado con pandillas.

Hoy a las 11:30 am, Eddie Johnson, superintendente de la policía de Chicago dará una conferencia de prensa con más detalles de los hechos.

Piden ayuda de la comunidad
Ayer por noche, en las inmediaciones del restaurante, las autoridades llevaron a cabo un evento llamado 'Operation Wake Up', en el que el comandante Darren Doss recordó a la comunidad que solo puede mantener las calles seguras si la gente comienza a hablar.

Al evento sólo acudieron unas 20 personas.

“En este vecindario lo que faltan son recursos y la gente ya no confía en que la ciudad vaya a traerlos a nuestra comunidad, por eso es que decidieron quedarse en su casa, porque no confían”, dijo Aleta Clark, una de las asistentes al evento y residente del área.

“Lo que necesitamos es un esfuerzo colectivo. No podemos depender solamente de lo que puedan hacer la policía y el gobierno municipal. Los vecinos son los que se tienen que poner al frente de la solución”, dijo Gret Mitchell, concejal del séptimo distrito.

El día en que ocurrió el múltiple tiroteo, hubo un total de siete muertos en la ciudad en solo 12 horas. Los siete homicidios, que ocurrieron todos en el barrio de South Shore, estuvieron separados por solo una milla de distancia.


Lea también:

Presentan nuevas herramientas para combatir la violencia en las calles de Chicago

Loading
Cargando galería