Acción Ejecutiva

Religiosos católicos de Chicago harán huelga de hambre en apoyo a los dreamers

Decenas de sacerdotes y monjas realizarán un ayuno a partir de este miércoles de ceniza y lo mantendrán durante toda la cuaresma. "Empezamos en Chicago, pero invitamos a toda la nación", dijo Elena Segura, directora de la Pastoral Inmigrante de la ciudad.
13 Feb 2018 – 8:57 PM EST

CHICAGO, Illinois. Decenas de sacerdotes y religiosas de distintas parroquias de la arquidiócesis de Chicago anunciaron que darán inicio a una huelga de hambre este miércoles de ceniza para "levantar la voz" en apoyo a los dreamers.

El ayuno, que se extenderá durante los 40 días de la cuaresma, será realizado inicialmente por 50 integrantes del grupo 'Sacerdotes y Hermanas Justicia para los Inmigrantes', organización que está integrada por miembros de 54 órdenes religiosas.

Entre los participantes se encuentra el párroco Gary Graf, de la iglesia San Procopio, en Pilsen, quien está en huelga de hambre desde el 15 de enero por la causa de los soñadores.

“Vemos que es un momento crítico y espero que en estos días vaya a pasar algo en Washington”, dijo Graf. "Voy a seguir hasta que sea necesario, y si es preciso hasta el 5 de marzo".

"Empezamos en Chicago, pero invitamos a toda la nación", dijo Elena Segura, directora de la Pastoral Inmigrante de Chicago.

Segura recordó que en 2006 se realizó un movimiento similar contra la ley HB 4437, propuesta por el congresista republicano Jim Sensenbrenner, que proponía criminalizar a los indocumentados.

"Entonces logramos reunir 185,000 tarjetas contra esa propuesta, que no avanzó en el Congreso, y ahora queremos que sean miles de llamadas al jefe de gabinete presidencial, John Kelly, que es católico", agregó.

La Conferencia Nacional de Obispos Católicos declaró prioritaria la reforma migratoria en 2004 y desde entonces ha reclamado la intervención del Congreso para que apruebe una solución legislativa para los inmigrantes indocumentados.

“No solamente los jóvenes de DACA, pero muchos inmigrantes están aquí sin documentos, y tienen que vivir una vida diferente, bien aislada, escondida y eso no es justo", dijo Dan Evans, otro sacerdote participante.

Por el momento la huelga solo va a ser durante la cuaresma, pero dependiendo de lo que suceda en Washington, los líderes religiosos considerarían algún tipo de desobediencia civil después de este periodo para seguir apoyando la causa de los jóvenes.

La arquidiócesis de Chicago cubre los condados de Cook y Lake y sirve a unos 2,3 millones de católicos, de los cuales un 40% son hispanos.


Te puede interesar:

"No a la separación de familias inmigrantes", se escucha desde Chicago en la marcha por el Día del Trabajo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:IndocumentadosDACAIllinoisComunidadSolidaridad