publicidad
The Osiris Child’, el regreso de Kellan Lutz a la gran pantalla

Reseña de ‘The Osiris Child’: Buena para saciar tu sed de batallas intergalácticas

Reseña de ‘The Osiris Child’: Buena para saciar tu sed de batallas intergalácticas

Además de ser el regreso de Kellan Lutz a la gran pantalla, este filme de ciencia ficción es suficientemente disfrutable.

The Osiris Child’, el regreso de Kellan Lutz a la gran pantalla
The Osiris Child’, el regreso de Kellan Lutz a la gran pantalla


Por Jovanny Evans

Si te preguntas dónde ha estado metido en los últimos años Kellan Lutz, parece ser que la respuesta es Australia.

El galán fortachón que cautivó a muchos como Emmett Cullen en la serie de 'Twilight' acaba de estrenar su nueva película ‘Science Fiction Volume One: The Osiris Child’.

El filme cuenta la historia de una colonia de humanos en el futuro que se ve atacado por criaturas que parecen tortugas gigantes (no relacionadas con las Tortugas Ninja) que amenazan con la supervivencia de las personas en el nuevo planeta que habitan.

Pero más allá de la trama tan peculiar y del regreso de Kellan Lutz a la gran pantalla, lo que me pareció más sorprendente de todo fue descubrir que hacen películas en inglés fuera de los Estados Unidos.

¿Quién sabía que en el continente de Oceanía existe todo un mundo de cineastas tan ambiciosos? ¿Es que Australia quiere ser el nuevo Hollywood?

Fuera de broma, en realidad estoy gratamente maravillado con la calidad de la producción de esta película. Creo que hay una noción muy equivocada de que sólo Hollywood puede hacer películas de calidad y ‘The Osiris Child’ nos demuestra lo contrario.

El equipo detrás de cámaras encargado de hacer que la película se viera bien dejó todo sobre la mesa e hicieron un excelente trabajo. Los efectos especiales son de primera calidad. El CGI de las ciudades voladoras y las batallas en las naves espaciales son impresionantes. Los escenarios son extraordinarios. Hay paisajes naturales que te roban el aliento y la construcción de sets es alucinante.

publicidad

La cinematografía es muy buena. En ningún momento piensas que estás viendo una película de bajo presupuesto. Incluso el diseño de vestuario, los peinados y el maquillaje son exquisitos.

Mi único problema es el diseño de los monstruos porque parecen tortugas gigantes. ¿Pero quién soy yo para juzgar a una tortuga? No es culpa de los monstruos ser mutantes tortugas horribles.

Pero aunque se ve muy bien, el filme del director Shane Abbess tiene varios problemas. El ritmo es el punto más débil. Es muy lento. Hay momentos en los que la película prácticamente se paraliza totalmente y tienes que esperar minutos para que algo vuelva a suceder. No puedo decidir si esto es culpa del guión, la edición, la dirección o una combinación de los tres.

El otro problema es que Kellan Lutz es el mejor actor de la película. Y aunque realmente ningún actor es un desastre total, puedes notar que todos los actores están… actuando. Es casi doloroso verlos esperar sus líneas.

Pero a pesar de que las actuaciones sean regulares y que el guión, la edición y la dirección no son perfectos, ‘The Osiris Child’ es lo suficientemente disfrutable para que los fans de ciencia ficción sacien su sed por una historia intergaláctica en lo que la madre de todas las historias de guerras en el espacio regrese este diciembre.

Jovanny Evans, originario de Guadalajara, México, es un cinéfilo de corazón y panzón por convicción. Con un pasado en animación y medios digitales, Jovanny, ha sido ganador de múltiples premios Emmy y trabaja en Univision Chicago como creador de contenido digital y crítico de cine.

Síguelo en Twitter e Instagram como @jobonito para continuar la plática de palomitas.

Kellan Lutz y Honey Berry, de beso en beso
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad