publicidad
Call Me By Your Name

Reseña de ‘Call Me By Your Name’: Sin lugar a dudas, la película más sensual y romántica de 2017

Reseña de ‘Call Me By Your Name’: Sin lugar a dudas, la película más sensual y romántica de 2017

Esta película sobrepasa el género y la sexualidad de sus personajes y es simplemente un romance épico de dos personas que se aman.

Call Me By Your Name
Call Me By Your Name

Por Jovanny Evans

El filme cuenta la historia de Elio (Timothée Chalamet), un adolescente italiano de 17 años, y Oliver (Armie Hammer), un joven americano de 24 años, que en el verano de 1983 viven uno de los romances más dulces y eróticos que han llegado al cine en los últimos tiempos.

Esta película tocó mi corazón, pues jamás había visto mi realidad en la pantalla grande. Me quedé sin aliento, con los ojos llenos de lágrimas e impactado de que a mis 30 años estaba viendo el tipo de romances que tuve cuando era un adolescente. Por fin existe una película romántica para mí.

Y no, no soy rico, ni soy tan educado y definitivamente no soy tan guapo como Elio y Oliver, pero aún así me puedo sentir completamente relacionado con sus sentimientos.

Su romance abrió las puertas a mis memorias y pude recordar lo que es en enamorarte de una persona de tu mismo género cuando eres joven. Recordé lo que es esconder tu relación
de todo el mundo. Lo es que es tocar la mano de tu pareja en la calle y sentir electricidad correr por todo el cuerpo seguido de paranoia a que te descubran las personas a tu alrededor.

En esta imagen difundida por Sony Pictures Classics, Timothée Chalamet,...
En esta imagen difundida por Sony Pictures Classics, Timothée Chalamet, a la izquierda, y Armie Hammer en una escena de "Call Me By Your Name". La cinta encabeza la lista de nominados a los premios Independent Spirit con seis candidaturas que incluyen mejor película, mejor actor, para Chalamet, y mejor actor de reparto para Hammer. (Sony Pictures Classics vía AP)

Dibujaron perfectamente el miedo y la emoción que se siente. Jamás pensé que uno de los grandes romances que vería en el cine sería una bella historia entre dos hombres con la que me puedo identificar.

El personaje de Elio (Timothée Chalamet) me recordó lo que es tener 17 años y estar lleno de pasión, lujuria y amor al mismo tiempo y no saber qué hacer con todas esas emociones.

Entiendo perfectamente lo que Elio siente cuando abraza a Oliver y quiere subirse y colgarse a él. Recordé ese sentimiento de que un abrazo no es suficiente y querer ser parte de la persona que amas es abrumador. Recordé cuando tratas de llamar la atención de la persona que te gusta con todo tipo de comentarios tontos, inteligentes, sarcásticos, sólo por una de sus miradas, de sus sonrisas, de sus palabras.

publicidad

Entiendo el egoísmo de Elio. Recuerdo tener que usar a alguien más para dejar de pensar en la persona que realmente estás enamorado. Recuerdo dejar a esa persona cuando la que quieres te hace caso. Entiendo la culpa y los momentos incómodos cuando la persona que lastimaste te confronta. Entiendo lo que es romper otro corazón cuando el tuyo también se está rompiendo a pedazos.

Entiendo su dolor, entiendo sus lágrimas. Sé lo que es querer a alguien tanto que duela. Sé lo que es que su existencia domine tus pensamientos y vayas por la vida pensando todo el tiempo en esa persona. Sé lo que es llamar a tus padres porque los necesitas, porque no puedes con este dolor que no te deja respirar. Timothée Chalamet es una revelación y nos da una de las mejores interpretaciones del año. Su Elio soy yo, eres tú, gay o straight, que nos enamoramos alguna vez cuando éramos adolescentes.

Armie Hammer hace el roll de su carrera con este papel. Su Oliver te enamora desde el primer momento que lo ves desde la ventana de Elio. Es perfecto siendo ese chico que es tu primer amor, que despierta todas las sensaciones que no sabías que existían en ti, que te roba el aliento, que llena tu corazón de amor y dolor al mismo tiempo.

Que te llena de ansiedad al no saber si le gustas. Y que cuando te hace caso, cuando te toca por primera vez, cuando te besa, el mundo deja de girar. Y ese momento, ese instante, es único, es perfecto y quisieras que durara para siempre. Hammer es el perfecto primer amor, que todos tenemos guardado en el corazón y vive eternamente en nuestra memoria.

Michael Stuhlbarg y Amira Casar interpretan a unos padres extraordinarios. En la realidad, la diferencia que los padres apoyen y amen a sus hijos incondicionalmente hace una diferencia de vida o muerte.

En esta foto del 27 de noviembre del 2017, el director de "Call Me By Yo...
En esta foto del 27 de noviembre del 2017, el director de "Call Me By Your Name", Luca Guadagnino, en el centro, recibe el premio Gotham a la mejor película en Nueva York. La Asociación de Críticos de Cine de Los ángeles anunció el domingo 3 de diciembre en Twitter que seleccionó a "Call Me By Your Name" como la mejor película del año. (Foto por Evan Agostini/Invision/AP, Archivo)

En mi caso tuve la suerte de que mis padres siempre me han apoyado como el Sr. y la Sra. Pearlman y gracias a ellos pude sobrevivir la realidad de ser un adolescente gay en un país donde ser homosexual sigue siendo muy difícil. Sus interpretaciones me llenaron de lágrimas. Ver la relación que tenían con Elio me llenó el corazón de calor. Esa escena donde los tres están en el sillón leyendo un libro, es tan sencilla, pero tan poderosa, porque gay o heterosexual, todos merecemos tener padres como los de Elio. Sus padres son visionarios, pues en una historia que toma lugar en 1983, son un ejemplo a seguir para los padres de hoy en día.

Finalmente, tenemos que celebrar a André Aciman que escribió la bella historia y a James Ivory por interpretarla para la gran pantalla y escribir un guión perfecto. Pero sobretodo hay que resaltar al director Luca Guadagnino por regalarnos una obra de arte.

publicidad

La película es hermosa. Todas sus decisiones son de un genio. El elenco es perfecto. Las locaciones son espectaculares. La música encapsula la historia de amor en una fantasía sublime. Visualmente es magnífica. Pero más que todo trata esta historia con tanto respeto y cuidado y crea una película que sobrepasa el género y sexualidad de sus personajes y es simplemente un romance épico de dos personas que se aman.

Para terminar, solo tengo que mencionar que el primer beso entre Oliver y Elio vivirá por siempre como uno de los mejores besos en la historia del cine y jamás volverás a ver los duraznos de la misma manera después de ver ‘Call Me By Your Name’.

Jovanny Evans, originario de Guadalajara, México, es un cinéfilo de corazón y panzón por convicción. Con un pasado en animación y medios digitales, Jovanny, ha sido ganador de múltiples premios Emmy y trabaja en Univision Chicago como creador de contenido digital y crítico de cine.

Síguelo en Twitter e Instagram como @jobonito para continuar la plática de palomitas.

Famosos en el Festival de Cine de Sundance 2017
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad