publicidad

Reseña de 'Raw': Altamente recomendable, pero cuidado si eres de estómago débil

Reseña de 'Raw': Altamente recomendable, pero cuidado si eres de estómago débil

La historia de una joven que pasa de vegetariana a caníbal, no te puede dejar indiferente.

'Raw': te quitará el apetito Focus Features

Por Jovanny Evans

Si eres de esos que se resisten a la magia de Disney este fin de semana y quieres contrarrestar la epidemia de fantasía con la que ‘La Bella y la Bestia’ contagiará a la mayoría de las salas de cine, estás de suerte, pues se estrena 'Raw', un filme que trata de una adolescente y su transición de vegetariana a caníbal.

'Raw' es una excelente película. Incluso me atrevería a decir que es una producción revolucionaria al ser una película de terror dirigida por una mujer, Julia Ducournau, en un momento en el Hollywood necesita más voces femeninas detrás de cámaras de manera desesperada.

La cinta es elegante, sensual e inteligente. Es hasta graciosa, algo que no pensé que sería cuando el tráiler te la vende como la película "más enferma y terrorífica que habrás visto en la vida".

De hecho no da mucho miedo, es más bien un muy buen drama psicológico con un elemento de canibalismo muy torcido.

La película sigue a Justine, una chica prodigio de 16 años empezando su carrera en la escuela de veterinaria.

En la primera semana en la escuela, como tradición, los nuevos estudiantes viven varias novatadas como iniciación y Justine se ve forzada a comerse un riñón de conejo crudo. Lo cual despierta en la joven un hambre voraz por carne cruda y posteriormente por carne humana.

Visualmente es menos sangrienta y asquerosa de lo que imaginé, pero causa una tensión y ansias que se apoderan de tu cuerpo entero desde el momento en que comienza.

publicidad

La boca de nuestra protagonista se vuelve un arma tan peligrosa como una pistola. Y cuando besa o tiene intimidad con alguien, la incertidumbre de si va a morder o no a sus víctimas es agonizante. Te debo advertir que sí hay un par de escenas en las que ponen a prueba tanto tus nervios como tu repulsión y que de mi sala de cine hasta se salieron algunas personas.

Quizá lo único que no me gustó tanto fue el final.

Mientras odio los finales inconclusos que te dejan imaginar qué habrá pasado, creo que esta película se hubiera beneficiado de cortar un minuto antes de lo que lo hizo. No creo que necesite una final tan absoluto y hubiera disfrutado más de un final ambiguo en el que yo decidiera qué pasa con los personajes.

El trío de jóvenes protagonistas es excelente. Garance Marillier como Justine y Ella Rumpf como su hermana mayor, Alexia, es hipnotizante. Pero definitivamente Raba Naït Oufella como Adrien, el roommate de Justine, comanda atención y se roba cada escena en la que aparece. Y nos demuestra de manera muy refrescante que un personaje puede ser gay sin caer en estereotipos y simplemente ser una parte más de su personalidad.

No olvides tus lentes si vas a verla, porque es una película francesa y tiene subtítulos. Te recomiendo 'Raw' al 100%, pero ve sin haber comido. Especialmente si eres de estómago débil.

Jovanny Evans, originario de Guadalajara, México, es un cinéfilo de corazón y panzón por convicción. Con un pasado en animación y medios digitales, Jovanny, ha sido ganador de múltiples premios Emmy y trabaja en Univision Chicago como creador de contenido digital y crítico de cine.

Síguelo en Twitter e Instagram como @jobonito para continuar la plática de palomitas.

Lea también: Reseña de 'La Bella y la Bestia': Disney nos demuestra una vez más que la magia existe

Relacionado
Dan Stevens y Emma Watson en la premier de La Bella y la Bestia
Reseña de 'La Bella y la Bestia': Disney nos demuestra una vez más que la magia existe
‘La Bella y la Bestia’ te hará creer que los cuentos de hadas son reales con sus hermosos visuales y sus mensajes de aceptación, fuerza y cambio.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad