publicidad
El oficial de la policía de San Marcos (Texas), Kenneth Copeland, murió tras ser baleado por un sospechoso mientras ejecutaba una orden de arresto.

Revelan la identidad del sospechoso de disparar y matar a un policía en Texas

Revelan la identidad del sospechoso de disparar y matar a un policía en Texas

Stewart Thomas Mettz, de 51 años, fue señalado por autoridades como sospechoso de disparar y matar al oficial Kenneth Copeland. El sujeto permanece bajo custodia, pero aún no enfrenta cargos.

Esto es lo que se sabe del sospechoso de asesinar a un policía de San Marcos KAKW

La policía de San Marcos emitió una orden de arresto contra Stewart Thomas Mettz, un hombre de 51 años al que señalan como sospechoso de disparar y matar al oficial Kenneth Copeland el pasado lunes 4 de diciembre.

Relacionado
preview
Acusan de asesinato agravado a hombre que acribilló a policía estatal de Texas el Día de Acción de Gracias


Mettz permanece hospitalizado por heridas de bala que sufrió en un enfrentamiento con el equipo táctico de la policía (SWAT) y sigue bajo custodia de las autoridades, aunque aún no se le han interpuesto cargos por el asesinato del uniformado.

publicidad

El oficial Copeland, de 58 años de edad, había ido a la residencia del sospechoso en el vecindario El Camino Real de San Marcos para ejecutar una orden de arresto cuando fue baleado. Aunque llevaba puesto su chaleco antibalas, fue impactado por los proyectiles y no logró sobrevivir a las heridas. Fue declarado muerto a las 3:50 pm del mismo lunes, en el centro médico Central Texas.

Horas después de ocurrido el fallecimiento del oficial Copeland, el gobernador de Texas, Greg Abbott, envió un mensaje en el que lamentó su muerte. "Hoy nos unimos al dolor de la familia del policía caído en San Marcos y prometemos que enjuiciaremos pronto al asesino", escribió.

El pasado martes, Abbott ordenó que las banderas de Texas sean izadas a media asta en la ciudad de San Marcos para honrar la memoria de Copeland. "Al tiempo que la comunidad de San Marcos y el Departamento de Policía siguen de luto por la trágica muerte del oficial Copeland, he ordenado que las banderas de Texas estén a media asta en memoria de su coraje y valentía", dijo Abbott.

Copeland estaba casado, tenía cuatro hijos y había sido parte del departamento de policía de esta ciudad durante 19 años.

El asesinato del oficial en San Marcos se produjo dos semanas después de que un patrullero del Departamento de Seguridad Pública perdió la vida tras ser baleado por un sospechoso durante una parada de tráfico.

El agente, identificado como Damon Allen, de 41 años, detuvo a Dabrett Black, quien conducía un Chevrolet Malibú color gris modelo 2012, al sur de la autopista Interestatal 45 cerca de Fairfield, por una infracción de tránsito.

Según reportes oficiales, Allen hizo un primer contacto con Black, luego fue a su patrulla y cuando regresó donde el conductor, recibió varios impactos de bala y murió en la escena.

Black huyó del lugar y desató una intensa búsqueda, pero fue capturado horas después. El sujeto permanece detenido con cargos de asesinato agravado.

Vea También:

En fotos: Los autores de los tiroteos masivos más mortíferos de EEUU
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad