null: nullpx
Local

El calor puede ser mortal: Checa qué hacer para cuidarte

Las altas temperaturas del verano en Austin están alcanzando cifras récords y pueden convertirse en un enemigo mortal.
4 Ago 2011 – 11:46 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Las altas temperaturas del verano pueden convertirse en un enemigo mortal. Es sabido que las potenciales víctimas son en su mayoría niños, ancianos, mujeres embarazadas, individuos con sobrepeso y pacientes de enfermedades crónicas, especialmente del corazón y del sistema respiratorio. Sin embargo, todas las personas, aún las jóvenes y saludables, son vulnerables.

Es justamente para evitar posibles riesgos que se deben tomar precauciones durante la época de calor extremo. A continuación te presentamos varias recomendaciones.

  • Ingerir muchos líquidos: Aunque el nivel de actividad no sea intenso, el cuerpo debe estar hidratado todo el tiempo. Es importante no esperar a tener sed, y no beber cafeína, alcohol o bebidas azucaradas. Las bebidas deportivas son una buena alternativa para aquellas personas que no les guste el agua.
  • Vestirse adecuadamente: Utilizar ropa ligera y de colores claros cuando salga a la intemperie. Es importante ponerse sombrero, gafas de sol y protector solar.
  • Ejercicio moderado: Tratar de realizar las actividades físicas al aire libre en horas de la mañana y de la tarde antes del anochecer. 
  • Permanecer en aire acondicionado: Los ventiladores eléctricos pueden ayudar a refrescar el cuerpo, aunque si las temperaturas llegan a los 100 grados Fahrenheit (35 grados centígrados), no serán suficientes. La mejor manera para mantenerse fresco es ducharse con agua fría. 
  • Comer apropiadamente: Evitar las comidas calientes y pesadas porque aumentan la temperatura corporal.

Señales de un golpe de calor:

Es importante reconocerlas  a tiempo para tomar las medidas necesarias y salvar la vida:

  • Temperatura corporal extremadamente elevada
  • Piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor) 
  • Pulso rápido y fuerte 
  • Dolor de cabeza palpitante 
  • Mareo
  • Náuseas 
  • Confusión 
  • Pérdida del conocimiento

Cómo actuar en una emergencia:

  • Lleve a la víctima a un área con sombra
  • Enfríe a la víctima rápidamente utilizando cualquier método disponible. Por ejemplo, sumerja a la persona en una tina con agua fría, colóquela bajo una ducha fría, rocíela con agua fría con una manguera de jardín, aplíquele compresas de agua fría, o, si la humedad es baja, envuelva a la víctima en una sábana mojada y abaníquela. 
  • No le ofrezca de beber a la víctima. 
  • Consiga asistencia médica lo antes posible.
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Local

Más contenido de tu interés