Muertes

Se desesperó porque no pudo controlar el llanto de su bebé de 6 meses y lo asfixió hasta la muerte

Robert Anthony Resendiz, de 30 años de edad, presionó las piernas de su pequeño hijo sobre su cabeza hasta dejarlo sin respiración. Fue acusado de homicidio en primer grado y le imputaron tres cargos de abuso infantil.
3 Ene 2018 – 12:21 PM EST

Robert Anthony Resendiz fue acusado de homicidio en primer grado por la muerte de su bebé de seis meses. El hombre presionó el cuerpo de su pequeño hijo para castigarlo porque estaba llorando y lo asfixió hasta quitarle la vida.

Resendiz, de 30 años de edad, le dijo a la policía que presionó las piernas del bebé sobre su cabeza e inclinó su cuerpo para que su hijo dejara de llorar. También indicó que no lo soltó hasta que el pequeño dejó de moverse y quedó sin fuerzas. Además admitió haber mordido al niño dos veces tras sentirse frustrado porque no paraba de llorar.

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de diciembre en Phoenix, Arizona, cuando las autoridades respondieron a una llamada en la que reportaron que un menor no respondía a los estímulos ni respiraba.

Un oficial de la policía de Phoenix que atendió la llamada reportó que cuando llegó a la vivienda le brindó reanimación cardiopulmonar mientras esperaba a los paramédicos.

El menor fue trasladado al Hospital de Niños de Phoenix y los médicos le reportaron a las autoridades que el bebé sufrió laceraciones en el hígado, el páncreas, una fractura en la muñeca y hematomas en el muslo.

El niño estuvo conectado a las máquinas que le daban respiración artíficial unos días hasta que fue desconectado el pasado 21 de diciembre.

A Resendiz también le imputaron tres cargos de abuso infantil y se encuentra detenido en la cárcel de Lower Buckeye. Le impusieron una fianza de 250,000 dólares.

Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Abuso InfantilArizona
Publicidad