Inmigración

Con cámaras y sensores vigilan la frontera: así trabaja la Patrulla Fronteriza en Arizona

Decenas de pantallas en este comando de operaciones muestran la activación de los sensores y los movimientos que registran las cámaras de vigilancia desplegadas a lo largo de la frontera, desde este lugar observan el cruce y las rutas que toman los inmigrantes.

TUCSON, Arizona. – Decenas de cámaras de vigilancia que trabajan las 24 horas del día registran los movimientos a lo largo del sector Tucson en Arizona. Desde este centro de operaciones los agentes de la Patrulla Fronteriza pueden ver lo que ocurre a millas de distancia y detectan la activación de los sensores.

Es posible que cuando los inmigrantes cruzan al muro fronterizo no vean agentes de la Patrulla Fronteriza pero ellos dicen que los tienen en la mira desde que cruzan con los sensores, las camarás estacionadas y móviles que tienen desplegadas y con esto detectan el cruce ilegal de inmigrantes por el desierto.

“Con tecnología se detectó a cuatro individuos que habían brincado la cerca aquí en Sasabe”, dijo David Jimárez, vocero de la Patrulla Fronteriza en Tucson.

En la estación de la agencia migratoria en Nogales se encuentra uno de los centros de comando que tiene la agencia instalados en Arizona y desde aquí vigilan en silencio cientos de millas de muro fronterizo.

“Antes solo se escuchaba (movimiento) en la madrugada y la noche, pero ahora están cruzando todo el día”, comentó Jimárez, quien admitió que en los últimos meses hubo un incremento en los arrestos de indocumentados por este sector donde se había bajado el cruce en los últimos años.

A través de las cámaras pueden identificar el área por la que están ingresando, cómo lo están haciendo y cuántas personas son, explicó el agente. También puede saber si se trata de un grupo de traficantes de droga porque se alcanza a ver que traen paquetes a sus espaldas.

Los agentes afirmaron que las cámaras son eficientes por lo que consideran que deben ser instaladas a lo largo de la frontera, sin embargo, la administración Trump quiere construir un muro más alto y fuerte.

Cuando el sistema de radar detecta movimiento envía una señal roja al monitor para que el operador empiece a ubicar a las personas que cruzaron, los inmigrantes pueden seguir su camino por horas hasta que son interceptados. Durante ese tiempo se despliega un operativo de búsqueda.

“Tenemos una mezcla de tecnología, el sistema que tenemos es el más avanzado y el que más nos sirve para nuestra tarea de proteger la frontera de Estados Unidos”, sostuvo Daniel Hernández, vocero de la Patrulla Fronteriza.


Cuando los inmigrantes intentan evadir el arresto y corren son alcanzados por el helicóptero que desde el aire ofrece apoyo a los agentes en tierra.

“El viaje no está fácil, si logran cruzar el muro, ganarle a los sistemas de cámaras y sensores, todavía tiene que contar con la dificultad del camino, los guías o contrabanistas los están abandonando”, mencionó Jimárez.

Para el cónsul de El Salvador, Germán Álvarez, lo más grave es el peligro que enfrentan sus compatriotas a morir cuando deciden cruzar el desierto de Arizona.

“Lo llena de tristeza a uno ver que personas de aproximadamente de 30 años que pueden perder la vida queriendo alcanzar un sueño que muchas veces no se logra”, dijo Álvarez, quien comentó de dos casos de salvadoreños que lograron ser rescatados con vida tras ser abandonados en el desierto.

Vea también:

Aumenta en verano las muertes de inmigrantes que cruzan la frontera de Arizona

Loading
Cargando galería